Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Con Viento a Favor

Con Viento a Favor

La generación eólica sigue enfrentando desafíos que aquí puntualizamos.



La tecnología lo puede casi todo. Y su avance es muchas veces acelerado y difícil de creer. En el área de las Energías Renovables No Convencionales (ERNC), por ejemplo, ya hay disponibles prototipos de aerogeneradores ¡sin aspas! Son molinos que contienen solo unas pocas partes móviles y entre sus ventajas ambientales está su contribución a eliminar el ruido y la no amenaza que representan para las aves. Además, su menor costo de fabricación y mantenimiento está gatillando un aumento de su demanda. Sin embargo, son menos eficientes en la conversión de la energía eólica capturada en energía eléctrica, lo que limita su implantación a gran escala.

A Chile no se avizora su llegada en el corto a mediano plazo. Lo que sí se puede anticipar con seguridad es la instalación de nuevos parques eólicos, aportando más energía limpia al país.        

Al 30 de junio de 2019, la energía eólica inyectaba al Sistema Eléctrico Nacional 1933 MW de potencia neta, lo que representaba un 7,7% del total. Además, hay otros 601 MW en construcción.

Claves del Desarrollo

¿En qué está y hacia dónde apunta la generación eólica en el mundo?

De acuerdo a diversos reportes, la industria de ERNC, y de la energía eólica en particular, está apostando por la prolongación de la vida útil de los aerogeneradores a través de la optimización máxima de la capacidad de los molinos. Así se logra una mayor producción de energía y con mayor eficiencia. “Esto reduce, obviamente, el costo por unidad de energía producida, ya que permite repartir los costos fijos de la inversión en mayor número de años”, declaró recientemente Belén Linares, directora de Innovación de Acciona Energía, una de las empresas más grandes del sector a nivel mundial.

Lo anterior ha sido posible gracias al desarrollo en los últimos años de materiales de mayor calidad y duración para la fabricación de las nuevas turbinas, la aplicación de tecnologías como el Big Data y del Machine Learning, que facilitan la obtención de datos en tiempo real y soluciones técnicas en remoto, así como por la mejora de las predicciones meteorológicas.

Un informe internacional sobre el rubro especifica que la evolución se ha centrado en los cambios de los generadores eléctricos para operar de forma eficiente ante los cambios de velocidad del viento, las mejoras aerodinámicas de las palas y la reducción de cargas. Y más recientemente se está apuntando al incremento del diámetro del rotor, la mejora del control para operar con largas palas y los cada vez más exigentes códigos de red, la adaptación de la electrónica de potencia para cumplir con estos códigos y la digitalización.

También se está optando por una estrategia de mantenimiento inteligente, lo que implica pasar de un servicio correctivo o preventivo a uno predictivo. De esa manera se logran sustituir las piezas y partes de los molinos, con su vida útil por cumplir, antes que fallen.

Un artículo de “El Economista” de España, sostiene que “la tecnología ha avanzado tanto que los nuevos modelos de aerogeneradores son capaces de adaptarse y ser rentables en emplazamientos con condiciones muy extremas y en regiones con requisitos de difícil conexión. Además, las máquinas actuales son mucho más silenciosas, por lo que es más fácil su integración en zonas cercanas a poblaciones”.

Lea este artículo completo en InduAmbiente 159 (julio-agosto 2019), páginas 14 a 16.