Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Radón en la Mira

Radón en la Mira

AGQ Labs hace mediciones de gas radón. Su inhalación es de alto riesgo.



Por Rodrigo Peñailillo P., Gerente de Medio Ambiente
Cristián Ramos R., Product Manager
AGQ Labs

El radón (Rn-222) es un gas radioactivo que no presenta color ni olor. Se genera producto de la desintegración del uranio presente de forma natural en la corteza terrestre.

Una baja concentración de este gas en espacios abiertos no supone riesgos para la salud. Sin embargo, en lugares cerrados puede alcanzar altas concentraciones y su inhalación continuada incrementa la posibilidad de daño al ADN, por su naturaleza radioactiva.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala recomendaciones que permiten controlar el riesgo que supone la existencia de Rn-222:
-    Medir la concentración de radón en zonas de riesgo, bajo protocolos que garanticen la calidad del procedimiento.
-    Aplicar medidas de protección contra el radón, en el caso de edificaciones nuevas, y otras de mitigación, para construcciones existentes.
-    Evaluar el correcto funcionamiento de las acciones adoptadas (protección y mitigación), a través de mediciones de la concentración de radón.

En la industria

Las mediciones resultan esenciales para evaluar la presencia de radón en las viviendas o en edificios de alta ocupación. La concentración está sujeta a fluctuaciones dentro de una misma infraestructura, pudiendo encontrarse diferencias importantes, dependiendo de las distintas estancias al interior de un inmueble y de la época del año. Por eso, la OMS recomienda que las mediciones sean de larga duración y, de esta manera, estimar con certeza la media anual de la concentración del edificio estudiado.

La infiltración desde el suelo está reconocida como la principal fuente de radón residencial. Otras fuentes, como los materiales de construcción y el agua de pozo, son de menor consideración, salvo en casos excepcionales.

 
2 - Radón - 550x300Como se aprecia en esta gráfica, el gas radón se origina en el subsuelo.

Un suelo emanará más radón dependiendo de la naturaleza de sus componentes. Aquellos que son muy permeables y con alta presencia de radio-226 son zonas donde el control de riesgo resulta esencial.

Además, el gas radón puede presentarse en industrias o sectores que por sus características propias son susceptibles de presentar niveles elevados de ese elemento. Por ejemplo, centrales térmicas de carbón, producción de estaño, cobre, aluminio, hierro, acero, zinc y plomo, cuevas y galerías, minas distintas a uranio, establecimientos termales, instalaciones de almacenamiento y/o tratamiento de aguas de origen subterráneo, extracción de tierras raras, extracción de gas y petróleo, etc.

La geología del terreno es clave para la exhalación de radón. Por ejemplo, zonas graníticas con concentraciones elevadas de radio y/o uranio y zonas volcánicas.

Nocivo para la Salud

El gas radón está clasificado como carcinógeno humano de primera categoría desde 1998 por el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (IACR), organismo intergubernamental que forma parte de la OMS. No obstante, en la actualidad no se conoce una concentración umbral por debajo de la cual no exista riesgo.

En caso de presencia de Rn-222 existen métodos probados, duraderos y costo-eficaces, para prevenir la filtración en las viviendas nuevas y reducir su concentración en las edificaciones existentes.

Por otra parte, según la OMS la inhalación de radón es la principal causa de cáncer al pulmón en personas que nunca han fumado, aunque es mucho más probable que lo provoque en quienes fuman o lo han hecho por períodos.

Mediciones

A nivel mundial la legislación y exigencias para la detección y control del gas radón es bastante variada y está en nivel de consolidación.

En Chile este tema aún es incipiente. No obstante, el Ministerio de Vivienda y Urbanismo publicó el documento “Estándares de construcción sustentable para viviendas de Chile, tomo I”. En el texto, la cartera fija estándares mínimos para construcciones nuevas, ampliaciones y alteraciones y, asimismo, explica las medidas y acciones durante las etapas de diseño, construcción y operación de los proyectos.

Lo anterior, abarcando temas como detección de emisiones de gas radón; estrategias de prevención de la contaminación por dicho fluido y desempeño de sistemas propuestos; y monitoreo y control de las concentraciones de gas, entre otros.
 
3 - Radón - 550x350Especialistas de primer nivel realizan los análisis y procedimientos en AGQ Labs.

AGQ Labs es el único laboratorio en Chile que efectúa mediciones de gas radón. Éstas se realizan por medio de un método de medida integrada de larga duración, que es una técnica pasiva basada en el método de la Norma ISO 11.665-4 y en la Guía de Seguridad 11.01 del Consejo de Seguridad Nuclear de España.
Los resultados de los procedimientos se entregan en un informe al cliente, quien según las conclusiones obtenidas puede adoptar medidas para mitigar o eliminar posibles emanaciones de gas radón en sus instalaciones.

A la fecha, AGQ Labs ha desarrollado mediciones en instalaciones de la administración pública y viviendas particulares de Europa, lo que se puede replicar en Chile y extender a la minería, industria, servicios, etc.

Si desea más información, escriba a atencionalclientechile@agqlabs.com y recibirá detalles sobre los análisis radioactivos en aguas y otros servicios del área ambiental.
 
Artículo publicado en InduAmbiente N° 162 (enero-febrero 2020), pág. 80-81.