Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Círculo Virtuoso

Círculo Virtuoso

Seminario muestra cómo optimizar la gestión de residuos industriales.



Una excelente oportunidad para que empresas de diversos rubros adquirieran valiosas herramientas para optimizar la gestión de sus residuos ofreció el seminario “Economía Circular y Residuos Industriales”, realizado el 11 de junio en Viña del Mar. El evento, organizado por InduAmbiente con el auspicio principal de Hidronor, contó con especialistas de los sectores público y privado, quienes abordaron las últimas novedades en materia regulatoria y presentaron interesantes propuestas para mejorar el manejo en este ámbito.

El encuentro fue coauspiciado por Biodiversa y por el Centro de Tecnologías Ambientales de la Universidad Técnica Federico Santa María; y patrocinado por el Ministerio del Medio Ambiente, la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático, el Centro Medio Ambiente y Energía de Sofofa, la Sociedad Nacional de Minería, la Asociación de Empresas V Región, ChileAlimentos, el Colegio de Ingenieros y la Asociación Gremial de Industriales Químicos.

Gestión Pública

Durante la jornada, varios expositores se refirieron al concepto de economía circular y analizaron el marco normativo nacional para la gestión de los residuos industriales y los impulsos que se están dando desde las políticas públicas para fomentar su reutilización, reciclaje y valorización.

Joost Meijer, reconocido especialista del Ministerio del Medio Ambiente (MMA), expuso los avances en la implementación de la Ley 20.920 que promueve el reciclaje y establece la Responsabilidad Extendida del Productor (REP), como parte de los instrumentos regulatorios y económicos en que trabaja el Gobierno para avanzar hacia un modelo de economía circular. En ese contexto, detalló el anteproyecto de reglamento que propone las metas de recolección y reciclaje para los envases y embalajes (EyE), el cual inició su consulta pública el 10 de junio pasado. Al respecto indicó que en los de tipo domiciliario se pretende pasar del actual 12,5% de valorización a un promedio de 60% al año 2030, con porcentajes diferenciados para los distintos tipos de material. En el caso de los no domiciliarios los objetivos son más ambiciosos: un 85% para los EyE de papel y cartón, un 70% para los de metal, y un 55% para plástico. Más información se puede encontrar en el artículo de las páginas 48 y 49 de esta edición.

El representante del MMA informó, además, que ya comenzaron a trabajar en el anteproyecto de metas para aceites y lubricantes.

En otra charla muy interesante para los asistentes el ex Ministro del Medio Ambiente y cofundador de País Circular, Pablo Badenier, analizó la gestión pública en torno a los residuos industriales. En ese marco, destacó el desarrollo de la Política Nacional de Residuos 2018-2030, cuyo objetivo general es aumentar la tasa de valorización a un 30% a fines de la próxima década, lo que impone desafíos relevantes como la implementación de instrumentos que fomenten la aplicación de la estrategia jerarquizada para su manejo que parte por prevenir su generación y priorizar la reutilización y reciclado de los que se produzcan. Sobre ese escenario, puso énfasis en que, más allá de la REP, la Ley 20.920 establece otras herramientas relevantes para avanzar en esa tendencia, como son el ecodiseño, los mecanismos para la separación en origen y recolección selectiva de residuos, el fondo para el reciclaje, y el procedimiento simplificado de autorización sanitaria para lugares de recepción y almacenamiento.

Badenier, además, planteó algunas claves para que la gestión de residuos y el fomento al reciclaje sea exitosa, como mantener el consenso entre regulados y reguladores; completar un marco normativo íntegro con las potencialidades que otorga la Ley REP; involucrar herramientas económicas como impuestos y subsidios; e integrar las acciones del Programa Nacional de Residuos Sólidos que ejecuta la Subsecretaría de Desarrollo Regional con los objetivos de la política pública.

Lea este artículo completo en InduAmbiente 158 (mayo-junio 2019), páginas 86 a 93.