Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Impulso Circular

Impulso Circular

Cómo mejorar la gestión de residuos industriales bajo la Economía Circular.



Diversas opciones para el manejo integral de los residuos industriales, tecnologías que permiten valorizar residuos orgánicos y mineros, llamados de atención y alternativas para mejorar la gestión hídrica, herramientas para subir a las empresas al carro de la economía circular con todos los beneficios que trae para la producción y el medio ambiente. Todo esto fue parte del interesante y útil contenido que especialistas de alto nivel presentaron en el seminario “Economía Circular y Residuos Industriales”, realizado el pasado 20 de agosto en La Serena.

El encuentro, organizado por InduAmbiente con el auspicio principal de Hidronor, convocó a especialistas de los sectores público y privado que abordaron las últimas novedades en materia regulatoria en torno a estos temas y dieron a conocer soluciones para que las industrias logren un desempeño más sustentable.  

El evento fue coauspiciado por el Programa Centro de Valorización de Residuos y Economía Circular de la Universidad de Santiago de Chile, la empresa Amffal y la sanitaria Aguas del Valle. Además, contó con los patrocinios de la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático, Sofofa Medio Ambiente y Energía, Consejo Minero, la Sociedad Nacional de Minería, ChileAlimentos, Asiquim y el Colegio de Ingenieros.

Ley REP y fiscalización

La jornada fue inaugurada por la Secretaria Regional del Ministerio del Medio Ambiente (MMA) en la región de Coquimbo, Claudia Rivera, quien explicó que la “economía circular consiste básicamente en reducir el impacto ambiental relacionado con la generación de los residuos, promoviendo un modelo que permita el cambio en los sistemas lineales de producción, negocio y consumo vigentes hoy en día, incorporando el ecodiseño, la reutilización, el reciclaje y la valorización”.

Añadió que para sumarse a esa tendencia sustentable, el Gobierno está trabajando principalmente en dos ámbitos de acción: “la implementación de la Ley 20.920 sobre fomento al reciclaje y Responsabilidad Extendida del Productor (REP), y la creación de las instancias para catalizar un entorno de innovación con un marco regulatorio robusto y otros instrumentos que permitan avanzar hacia un modelo de economía circular”. Indicó además que este proceso de transformación es clave para disminuir los gases de efecto invernadero que generan el cambio climático y alcanzar la meta de ser un país carbono neutral al año 2050.

Estos temas fueron abordados con mayor profundidad por Nadia Rojas, especialista en residuos de la SEREMI del Medio Ambiente y encargada de implementar la Ley REP en la región de Coquimbo. La profesional señaló que, según datos del Sistema Nacional de Declaración de Residuos, en 2017 se generaron en la zona 317 mil toneladas de residuos sólidos domiciliarios, todos los cuales fueron a eliminación, mientras que menos de la mitad de los residuos industriales no peligrosos fueron valorizados. A propósito de lo mismo, recordó que el MMA está trabajando en los reglamentos de la Ley REP que establecerán metas de recolección y valorización graduales para los 6 productos priorizados, detallando las dos propuestas que hasta ahora se han sometido a consulta pública:

•    Neumáticos: En el caso de los menores a 57’’, la meta planteada es recolectar un 50% y valorizar un 25% en el año 2021 para alcanzar un 90% en ambos ítems en el año 2028; mientras que en los de aro igual o superior a 57’’, la exigencia de recolección y valorización sería de 25% a partir de 2021 y 100% desde 2026 en adelante.

•    Envases y embalajes: Se iniciará con una meta nacional para luego fijar objetivos regionales (zonas extremas), diferenciando por materialidad (papel/cartón, vidrio, metal, cartón para bebidas y plásticos) y punto de generación de los residuos (domiciliario y no domiciliario). Las metas propuestas para los EyE no domiciliarios se detallan en la tabla adjunta. Al respecto, Nadia Rojas comentó: “En el caso de los envases y embalajes, la idea es valorizar todo lo que se recolecte, y la alternativa planteada es el reciclaje de los materiales, tal como en las regulaciones internacionales, considerando además que no tenemos instalaciones de valorización energética. De todos modos, se podrían permitir otras tecnologías a solicitud del gestor”.

Otra autoridad del sector público que participó en el Seminario fue Jesús Martínez, jefe de la oficina de la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) en la región de Coquimbo, quien abordó la fiscalización del manejo de residuos industriales y el fomento al cumplimiento normativo que realiza esta institución.

Lea este artículo completo en InduAmbiente 159 (julio-agosto 2019), páginas 86 a 93.