Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Acondicionado y Eficiente

Acondicionado y Eficiente

Medidas para que alojamientos turísticos provean aire acondicionado con menor gasto energético.



¿Qué sería de nosotros sin hidratación y aire acondicionado en estos insufribles meses de calor? Lo pasaríamos pésimo, especialmente si salimos de vacaciones y alojamos en un hotel, cabaña, residencial u otro establecimiento del rubro que no tiene un mecanismo que regule su temperatura.  

Para sus dueños también puede significar un gran perjuicio el alto consumo energético de los sistemas de aire acondicionado en el periodo estival. Por ejemplo, operar un equipo mini split de 18.000 BTU/hora (5,3 kW) en una habitación de huéspedes de 40 m2 durante solo una hora implica un gasto aproximado de 1,6 kWh de energía, lo que es equivalente a dejar prendidas todas las luces de la misma habitación durante más de 18 horas. Si a lo anterior sumamos que muchos de estos equipos sufren problemas de instalación, mantención u operación, perfectamente su ya elevado consumo energético se puede más que duplicar.


¿Cómo reducirlo?

La Guía Interactiva de Buenas Prácticas para Mejorar la Sustentabilidad de Alojamientos Turísticos, desarrollada para el Programa de Innovación en Turismo Sustentable, propone la aplicación de diversas medidas para que estas instalaciones disminuyan su gasto en energía. El siguiente es el detalle:

•    Elegir equipos de aire acondicionado eficientes y dispositivos que permiten reducir su consumo energético:
- Se recomienda comprar equipos que tengan una calificación de eficiencia energética “A” o un EER (“energy efficiency ratio” - coeficiente de eficiencia energética) mayor o igual a 3,2.
- Utilizar, donde sea posible, controladores automáticos que permiten reducir o evitar la operación del aire acondicionado en ambientes que están desocupados. Estos dispositivos, idealmente a base de sensores de puerta y de presencia para oficinas, salas de reuniones y otros recintos, deben incluir interruptores de tarjeta o de llavero para habitaciones.

550X350 Copia de 2 Acondicionado y eficiente copiaSe recomienda instalar equipos que tengan una calificación de eficiencia energética “A” mayor o igual a 3,2.

•    Asegurar que los equipos estén correctamente dimensionados e instalados:
- El dimensionamiento de los equipos de aire acondicionado debe tomar en cuenta todos los parámetros necesarios. Por ejemplo, la ubicación del establecimiento, lo que sirve para determinar el rango de humedad y de temperatura exterior durante los meses de calor; el tamaño del ambiente: superficie y altura de cielo; el largo total de las paredes exteriores; el grado de aislamiento y de estanqueidad de la construcción; el tamaño y orientación de las ventanas; la protección de éstas contra las radiaciones solares; y el número de personas que ocupan normalmente el ambiente.
- Evitar que exista una distancia muy grande entre el condensador y el evaporador. Cada metro adicional de cañería de refrigerante entre ambos dispositivos reduce la eficiencia del equipo e incrementa su gasto energético.
- Corroborar que el condensador esté ubicado en un lugar bien ventilado, y que nada impida el flujo de aire a través de este aparato.
- Si es posible, no instalar los condensadores a pleno sol.
- Asegurar que las cañerías de refrigerante estén correctamente instaladas y aisladas. Por ejemplo, es necesario evitar que éstas sean más largas de lo necesario, certificar que estén bien aisladas, confirmar que el aislante cuente con protección contra los rayos UV en caso que esté expuesto al sol, y asegurar la no compresión del aislante con amarras u otros elementos. Tal compresión puede crear puntos fríos donde se forma condensación, que con el tiempo va deteriorando el material del aislante térmico.


Mantención y menos calor

•    Asegurar una mantención correcta de los equipos:
- Contratar un técnico en climatización para verificar los equipos con la frecuencia recomendada por el fabricante.
- Verificar mensualmente los filtros de aire de los evaporadores y limpiarlos si están sucios.
- Comprobar periódicamente que las aletas de los condensadores estén limpias y en buenas condiciones.
- Corregir cualquier problema que afecte la circulación del aire alrededor o a través de los condensadores.
- Verificar periódicamente el controlador de los equipos de aire acondicionado para asegurar que opera correctamente y que logra mantener el ambiente a la temperatura seleccionada en el termostato.

•    Reducir la carga de calor que ingresa a los ambientes climatizados:
-  Evitar infiltraciones no deseadas de aire exterior en estos ambientes. Para eso hay que asegurar que las puertas y ventanas sellen estrechamente, evitar filtraciones de aire por grietas o aperturas de las paredes y cielos, e impedir filtraciones excesivas de aire a través de las luminarias de techo empotradas.
- Aislar correctamente los entretechos y, si es posible, las paredes.
- Proteger las ventanas contra las radiaciones solares.
- Instalar una película de control solar en las ventanas que están muy expuestas.
- Cerrar las cortinas de las habitaciones de huéspedes para reducir el ingreso de calor durante el día.

•    Aplicar medidas operacionales para reducir su funcionamiento:
- Capacitar a las camareras para que apaguen o reduzcan la operación del aire acondicionado al momento de salir de las habitaciones que limpian.
- Asegurar que un superior verifique que las camareras respeten las reglas sobre el manejo del aire acondicionado en las habitaciones.
- Durante los meses de calor, vender de preferencia a los huéspedes las habitaciones que son naturalmente más frescas.

Artículo publicado en InduAmbiente N° 162 (enero-febrero 2020), pág. 100-101.