Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

 La Revolución Orgánica

La Revolución Orgánica

Estrategia nacional y otras iniciativas para valorizar residuos orgánicos.



En Santiago o en cualquier otra ciudad y comuna del Chile de hoy se producirían graves trastornos si viéramos pasar el camión de la basura por nuestros hogares ¡cada dos semanas! Sí, como lo lee. Para los habitantes de Toronto, en cambio, esa frecuencia ya es costumbre. Aunque en la mega urbe canadiense se recolectan los residuos orgánicos (RO) cada 7 días, y el resto del material reciclable, como envases y embalajes, también cada dos semanas. O sea, hay una cultura de separación de los desechos, entre los que se pueden valorizar y los que no, muy instalada entre su población.  

Es una realidad que probablemente comience a permear entre los chilenos en el mediano plazo, para lo cual el aparato público y también los privados están trazando algunos caminos que lo permitan.


Gran desperdicio

Por su volumen, los desechos orgánicos –aquellos de origen vegetal o animal de rápida degradación– están muy en la mira de las autoridades ambientales. Sin embargo, de acuerdo a un catastro reciente del Ministerio del Medio Ambiente (MMA), solo 53 municipios –correspondientes al 15% del total del país– tienen en marcha proyectos para gestionar los RO de sus comunidades.

Pero esa cifra no es la más decepcionante: Menos del 1% de las más de 4,3 millones de toneladas de residuos orgánicos que se generan al año en Chile son aprovechadas, lo que implica un gran desperdicio de nutrientes. Más aun considerando que el 58% de los 1,25 kilos de “basura” que cada persona genera a diario corresponde a este tipo de desechos.

550X350 05 - Revolución copiaEl proyecto Reciclo Orgánicos muestra buenos resultados y su cobertura se amplía a lo largo de Chile.

Lo anterior supone un impacto mayor para el medio ambiente, toda vez que en los sitios de disposición final los RO se degradan anaeróbicamente, es decir, sin presencia de oxígeno. Esto produce la emisión de gas metano, un gas de efecto invernadero (GEI) que es entre un 20% a 25% más determinante para el calentamiento global que el CO2. Además, este material en descomposición produce malos olores y líquidos percolados.

¿A qué se debe su baja tasa de valorización? El Ministerio del Medio Ambiente expone las seis causas principales:

– Nulo nivel de separación en origen
– Baja capacidad instalada para tratamiento a nivel nacional
– Eliminar los desechos es más barato
– Baja inversión público/privada
– Inexistencia de instrumentos que incentiven su valorización
– Falta de información específica


Estrategia en marcha

Consciente de la importancia mayor de mejorar sustantivamente la tasa de valorización de RO en el país, la autoridad ambiental decidió poner manos a la obra y comenzar a desarrollar una iniciativa que permita impulsar con fuerza esta práctica. La bautizó como Estrategia Nacional de Residuos Orgánicos (ENRO), inspirándose en alguna medida en lo que está haciendo la Unión Europea en la materia. Sus países miembros tienen la exigencia de, a más tardar el 31 de diciembre de 2023, realizar en sus ciudades la recogida por separado de los residuos orgánicos o bien que sus habitantes hagan reciclaje en origen, principalmente a través de compostaje doméstico.

Vía estudios, el MMA ya está recopilando información para sentar las bases de la ENRO. “Además, se realizaron talleres en ocho regiones con una amplia participación y constituimos un comité asesor integrado por actores clave de los sectores público y privado, sociedad civil y academia, con quienes tuvimos cinco reuniones muy positivas. Ya contamos con un borrador que estamos ajustando para someterlo a consulta pública a partir de mayo”, revela Guillermo González, Jefe de la Oficina de Economía Circular de la cartera.

550X350 04 - Revolución copiaGuillermo González destaca los beneficios que traerá la estrategia nacional que se prepara para gestionar estos residuos.

A grandes rasgos, se pretende que la población pueda separar la basura en tres bolsas o contenedores distintos: uno para el material reciclable (envases y embalajes y otros que en el futuro estén a cargo de los sistemas de gestión de la Ley REP); un segundo para los residuos orgánicos, que tendría como destino grandes plantas de compostaje o de digestión anaeróbica; y el tercero para los desechos sin valor. Este último, que tendría cerca de un tercio del peso que el que suma actualmente, sería el único que terminaría en un relleno sanitario, permitiendo aumentar considerablemente la vida útil de la instalación.

También se ofrecerá la opción de entregar una compostera a cada familia que lo desee, o aplicar esta solución a nivel barrial o comunitario, por ejemplo, en un condominio o edificio, lo que generará ahorro de costos en recolección y posterior procesamiento del producto.

“Queremos que esta estrategia sea tan ambiciosa como la Ley REP, lo que implica un montón de desafíos, porque en este caso no tenemos a los productores que financian, sino que hay que hacerlo con recursos públicos, trabajando principalmente con las municipalidades, que son los actores fundamentales en materia de gestión de los RO”, afirma el experto del MMA.

González agrega que la ENRO establecería metas de recolección y valorización, “aunque estamos viendo cómo hacerlas obligatorias a través de algún reglamento. Probablemente no serán tan exigibles como las de la Ley REP, sino que serán metas objetivo, para lo cual estamos diseñando un conjunto de instrumentos que hagan posible alcanzarlas”.

El objetivo del Ministerio es que la Estrategia esté lista antes que concluya el 2020 y se comience a implementar, por lo tanto, lo antes posible. Para eso, las Seremías del Medio Ambiente de todo el país ya trabajan para que se inicie prontamente el desarrollo de proyectos postulables a financiamiento aportado por el Fondo Nacional de Desarrollo Regional.


En seis comunas
 
Mientras se consuma la Estrategia, en diversas comunas sigue operando el programa Reciclo Orgánicos, que surgió en 2017 por un acuerdo de cooperación ambiental entre los gobiernos de Chile y Canadá. La iniciativa busca reducir la cantidad de residuos orgánicos desechados en los rellenos sanitarios a través de la optimización de los procesos de gestión de residuos a nivel municipal, lo cual resulta en una reducción de las emisiones de GEI.

“Reciclo Orgánicos ha identificado oportunidades para disminuir las emisiones de GEI a través de la captura de gas en rellenos sanitarios o el tratamiento por separado de la materia orgánica a través del compostaje o la digestión anaeróbica, convirtiendo así la fracción orgánica de los residuos en energía limpia y fertilizante natural”, destaca Gerardo Canales, Coordinador de Reciclo Orgánicos, quien revela que “si los residuos orgánicos se gestionan sustentablemente, a través del compostaje o la biodigestión, sería posible reducir las emisiones de GEI del sector residuos hasta en un 70%, aproximadamente”.

El Programa, ejecutado por la empresa Arcadis, se extenderá hasta el 2021 y en la actualidad está colaborando con las comunas de Santa Juana, Talcahuano, Talca, Rapa Nui, Florida y próximamente Ancud. El siguiente es el detalle de sus avances:

- Santa Juana: En mayo de 2018 el programa auspició la compra de maquinaria para la puesta en marcha de la planta de compostaje de la comuna. Desde marzo a diciembre de 2019 redujo en un 30% las toneladas de basura llevadas a relleno sanitario.

- Talcahuano: El municipio local ampliará la capacidad de su planta de compostaje Carelmapu y Reciclo Orgánicos lo está apoyando con maquinaria y asistencia técnica para maximizar su operación. Se espera que en el mediano plazo aumente su capacidad de tratamiento de RO de 8 a 168 toneladas por mes.

- Talca: La Subdere aprobó los fondos para la construcción de una planta de compostaje en el relleno sanitario El Retamo. El Programa ha brindado asistencia técnica durante la fase de pre-inversión y además contribuyó con equipamiento para su operación. Con esta obra, la comuna alcanzará una reducción de emisiones de 25.035 toneladas de CO2 equivalente durante el periodo 2020-2030.

550X350 03 - Revolución copiaLa recolección selectiva será uno de los ejes de la gestión de los residuos en un futuro relativamente cercano.

- Rapa Nui: La iniciativa está apoyando técnicamente la etapa de pre-inversión para la construcción y operación de una planta de compostaje. Su capacidad inicial será de 4 ton/día y complementará el exitoso programa de compostaje domiciliario existente en la isla. El compost resultante se utilizará en la mantención de parques y jardines, y en planes de recuperación de suelo y control de la erosión.

- Florida: Reciclo Orgánicos aportará co-financiamiento para la implementación de un proyecto de generación de electricidad a partir de biogás en el relleno sanitario Copiulemu, de propiedad de Hidronor. Implicará una mitigación de 1.2 millones de toneladas de CO2 equivalente a lo largo de su vida útil. Este es el primer proyecto de Chile en pilotear la tecnología de blockchain para la cuantificación y registro en tiempo real de las reducciones de GEI.


Lo Valledor

A escala más local, en noviembre de 2018 el Mercado Lo Valledor, el principal mercado mayorista privado de comercio hortofrutícola del país, partió con su Programa de Residuos Orgánicos a Compostaje. Por esta vía, los productos descartados pasan de residuos vegetales a convertirse en materia prima.

Esto, a través de compostaje, lombricultura (utilización de crías de lombrices para obtener abono orgánico) y alimento animal (suplemento adicional en la alimentación diaria), “permitiendo disminuir la disposición final en relleno sanitario y fomentando la economía circular”.

Las toneladas de desechos se recolectan, principalmente, en 37 contenedores metálicos y se procesan en una planta de compostaje en Tiltil y próximamente en otra en Padre Hurtado.

---------------------------------------

Datos:

7,5
Millones de toneladas de residuos municipales se produjeron en Chile en 2017. Del total, 4,3 millones correspondieron a desechos orgánicos, es decir, el 58% del total de la basura dispuesta en rellenos sanitarios

6
Plantas de compostaje son operadas por municipios en las comunas de La Pintana, Santa Juana, Talcahuano (planta piloto), Santiago (planta educativa de compostaje), Quintero (cancha de compostaje municipal) y San Antonio (planta de compostaje).

7
Plantas de compostaje de escala industrial están a cargo de privados: Centro de tratamiento de residuos Ecomaule, Jugos del Maipo, plantas de compostaje de Chimbarongo y San Francisco de Mostazal, planta Rilesur, Reciclajes Industriales S.A., e Idea Corp (planta de compostaje Catemito).

1
Guía de Compostaje Domiciliario desarrolló el Programa Reciclo Orgánicos para sensibilizar y educar a la ciudadanía respecto a este tema. Se puede descargar en www.reciclorganicos.com.

Artículo publicado en InduAmbiente N° 162 (enero-febrero 2020), págs. 10-13.