Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Enemigas de los COVs

Enemigas de los COVs

Principales tecnologías para el control de Compuestos Orgánicos Volátiles.



COVs: Sigla que dice poco y nada para la mayoría de las personas pero que esconde un significado tóxico. Claro, porque alude a los compuestos orgánicos volátiles, conocidos agentes cancerígenos que se originan por gasificación o por evaporación de sustancias derivadas del petróleo o de otras sustancias orgánicas. Además, son precursores del ozono y del material particulado fino (MP 2,5).

Los COVs han estado en la palestra noticiosa en los últimos meses por los graves episodios de contaminación atmosférica generados en el cordón industrial de Puchuncaví y Quintero, y que afectaron a parte de sus habitantes. De hecho, la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) formuló cargos contra ENAP, titular del proyecto Terminal Marítimo de Quintero, por “la utilización del sistema de tratamiento de sus residuos industriales líquidos en condiciones distintas a las aprobadas ambientalmente, lo que ha implicado la exposición de grandes cantidades de hidrocarburo a la intemperie y la consiguiente emisión de compuestos orgánicos volátiles, en condiciones tales que han afectado significativamente la salud de la población de Quintero”, señaló los primeros días de septiembre Cristián Franz, máximo responsable de la entidad fiscalizadora.

Soluciones Tecnológicas

Implementar soluciones tecnológicas cada vez más eficientes para el control y eliminación de los COVs es un objetivo permanente de los países con mayor conciencia y regulación ambiental. Las principales industrias que deberían implementarlas son la química, petroquímica, farmacéutica, flexográfica, packaging, imprenta, pintura, metalúrgica, del plástico y asfaltos, principalmente.

Según indica Ángel Sevil, Director Comercial de Tecam Group en Chile, que ofrece soluciones en este campo, las tecnologías enfocadas al control de los COVs se basan en sistemas de filtrado, generalmente con filtros de carbón activo. “Su funcionamiento implica la adsorción de los COVs al pasar por un lecho de carbón activo, que retiene los compuestos y se va cargando con el tiempo hasta que se satura y pierde su capacidad de adsorción. Por eso se recomienda utilizarlo en ambientes con baja concentración de estas sustancias”, explica.

Los sistemas son de baja inversión inicial, pero su recambio debe ser constante, con altos costos operacionales. “En general, las empresas no realizan el cambio de filtro cuando se requiere, lo que provoca la saturación del mismo y que su eficiencia llegue a niveles muy bajos, provocando que los COVs se emitan a la atmósfera sin control”, plantea.

Añade que los sistemas de abatimiento de olores también pueden considerarse como soluciones de control, aunque deja en claro que “si bien pueden ser eficaces reduciendo los olores que provocan los COVs, no ofrecen ninguna garantía de su control y eliminación, y de los efectos nocivos que producen al medio ambiente y a las personas”.

Opciones de Eliminación

Las alternativas tecnológicas que actualmente se aplican para la eliminación de los COVs, y que forman parte de la oferta de Tecam Group, son:

- Oxidación Térmica Regenerativa (RTO): Proceso en el cual se introduce el caudal con COVs a un sistema de dos o tres cámaras rellenas de material cerámico, más una cámara de combustión. Allí se realiza la oxidación y eliminación de estos compuestos en un 99,8%. Tiene la particularidad de disminuir el uso de combustible prácticamente a cero si la concentración de COVs es superior a 1,3-1,5 g/Nm3, siendo un proceso auto térmico. Otra de sus ventajas es la posibilidad de incorporar un dispositivo de recuperación de calor y aprovechar la energía excedente del sistema en otros procesos productivos que necesiten energía térmica.

Lea este articulo completo en InduAmbiente N° 154 (septiembre-octubre 2018).