Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Ideas Refrescantes

Ideas Refrescantes

Innovaciones para aumentar la recirculación de agua en la minería.



A mediados de marzo pasado, se puso en marcha en Chile la primera planta fotovoltaica construida sobre un relave minero en el mundo. El proyecto piloto implementado en el tranque Las Tórtolas de la minera Los Bronces de Anglo American no solo entregará energía eléctrica limpia a sus procesos, reduciendo así la huella de carbono, sino que además busca otro objetivo relevante: disminuir la evaporación del agua sobre el área que cubre.

Ese es un innovador ejemplo de lo que están haciendo algunas compañías para cuidar y aprovechar al máximo los recursos hídricos, uno de los principales desafíos que tiene el sector minero en Chile para avanzar hacia la sustentabilidad de sus operaciones.

Considerando aquello, a continuación revisamos algunas alternativas que pueden mejorar la eficiencia hídrica en estas faenas.

Consumo y recirculación

La actividad minera utiliza alrededor del 3% del agua disponible en el territorio nacional. Así lo estima el último “Atlas del Agua” desarrollado por la Dirección General de Aguas (DGA), correspondiente al año 2016.

No obstante, como sus operaciones mayoritariamente se realizan en zonas en extremo áridas, las compañías deben preocuparse de hacer un uso cada vez más eficiente de los recursos hídricos. Más aún cuando hay condiciones como el envejecimiento de los yacimientos y las menores leyes de los minerales que aumentan su demanda. De hecho, según el estudio “Proyección de consumo de agua en la minería del cobre 2018-2029” desarrollado por la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco), se espera que en diez años más el consumo total de agua continental en el sector alcance los 14,53 m3/s, lo que representa un 12% por sobre lo estimado para 2018. A eso se suma un fuerte aumento en el uso de agua de mar, cifra que llegaría a 10,82 m3/s al año 2029, lo que significa un 230% más de lo esperado para 2018.

En ese contexto, las compañías mineras hace años vienen desplegando diversas acciones y explorando opciones para mejorar su eficiencia hídrica. Al respecto, el informe “Consumo de agua en minería 2017”, publicado este año por la Sociedad Nacional de Minería en base a información entregada por las mismas compañías, proporciona algunos datos interesantes, como los siguientes:

•    El 73,6% del recurso hídrico que utilizó la industria del cobre ese año fue abastecido por agua recirculada, cifra que en 2016 había alcanzado un 72,7%.

•    La minería de otros metales y no metálica recircula 0,99 m3/seg., lo que para 2017 representó un 34,2% de su abastecimiento total, y una mejora significativa en relación al 27,8% de 2016.

•    La tasa de recirculación hídrica en la gran minería del cobre en 2017 ascendió al 76,5%, mientras que en las cupríferas medianas llegó a 59,5%, con un flujo de agua reutilizada de 1,2 m3/seg. “Ambos subsectores reflejan los esfuerzos realizados para aumentar sus porcentajes de recirculación, al superar los valores alcanzados en 2016 de 75,4% y 58% respectivamente”, resalta el informe.

A su vez, Christian Ihle, Profesor Asociado del Departamento de Ingeniería de Minas e Investigador Principal del Centro Avanzado de Tecnología para la Minería de la Universidad de Chile, sostiene que la minería nacional “se encuentra por sobre el promedio en el mundo en materia de aprovechamiento hídrico. El desafío asociado al uso de recursos hídricos en Chile tiene dos aristas: por un lado, ha debido enfrentar el problema de la profundización de yacimientos y la baja de leyes, recurrente hoy en el mundo entero, y por otro lado, se requiere maximizar la recuperación de agua en un contexto de plantas concentradoras masivas, con una alta demanda de procesamiento”.

Lea este artículo completo en InduAmbiente 157 (marzo-abril de 2019), páginas 12 a 15.