Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Manipulación Segura

Manipulación Segura

Cómo evitar riesgos en procesos de envasado y manipulación de alimentos.



Quien manipule diariamente alimentos y sufra cortes muy a lo lejos merece aplausos. En el ámbito laboral, este accidente es tan usual que, de hecho, las estadísticas a nivel nacional indican que solo en el sector comercio las heridas cortantes representaron el 15,7% de los casos en un año reciente. De ese porcentaje, el 59,7% se concentró en el rubro de restaurantes y bares.

El envasado de productos, principalmente de alimentos, es una actividad que suele ir asociada a la manipulación, por lo que los riesgos de ambas se suelen abordar conjuntamente, al igual que las medidas para su prevención. En sendas cartillas, la Mutual de Seguridad y la Asociación Chilena de Seguridad identifican ocho riesgos comunes a estas labores: Caídas de igual y distinto nivel, atrapamientos, cortes, contactos eléctricos, ruidos, quemaduras, sobreesfuerzos e incendios. A continuación los revisamos en detalle, puntualizando las recomendaciones que estas organizaciones entregan para tratar de evitarlos.

•    Caídas:

No se debe permitir que las escaleras o los pasillos estén sucios o mojados, limpiándose cualquier suciedad u obstáculo que pudiera hacer tropezar y caer a una persona. Medidas de prevención:
-Limpiar líquidos, grasas, residuos u otros vertidos que caigan al suelo.
-Eliminar suciedades y obstáculos del suelo con los que se pueda tropezar.
-Instalar rejillas para evacuación.
-Colocar revestimiento o pavimento de características antideslizantes.
-Mayor eficacia en la limpieza.
-Usar calzado adherente.

•    Atrapamientos:

Se pueden producir por la falta de protección de las partes móviles de una correa transportadora o su operación incorrecta; usar la ropa suelta, pulseras o collares; y no mantener la distancia adecuada con las máquinas. Medidas preventivas:
-Verificar que los dispositivos de protección son eficaces.
-Comprobar periódicamente la eficiencia de los medios de protección.
-Utilizar la máquina, herramienta o elemento auxiliar pertinente para cada operación.
-Mantener la distancia adecuada frente a las máquinas.
-Usar ropa de trabajo ceñida al cuerpo, cabello largo tomado y retirar todo tipo de adornos (como anillos y pulseras).
-Generar procedimiento de trabajo.

•    Cortes:

Los elementos cortantes de máquinas y herramientas de mano, su operación incorrecta, la ausencia de elementos de protección personal o la falta de concentración en lo que se hace, pueden exponer al trabajador a sufrir algún accidente de este tipo. De ahí que sea fundamental usar los elementos de protección personal requeridos y generar un procedimiento de trabajo.

•    Contactos eléctricos:

Se recomienda evitar los contactos directos o indirectos con la corriente eléctrica, haciendo un uso seguro de la misma. Y tampoco manipular equipos o máquinas con las manos mojadas ni utilizarlos si no tienen la conexión a tierra incorporada; y revisar periódicamente las instalaciones eléctricas y no sobrecargar los circuitos.

•    Quemaduras:

Se producen, sobre todo, por el contacto con bandejas u otras superficies calientes, así como por la proyección de líquidos a altas temperaturas. Hay que evitarlos usando elementos de protección personal, en especial para las manos, y generando procedimientos de trabajo.

Lea este artículo completo en InduAmbiente nº 154 (septiembre-octubre 2018), páginas 136 a 138.