Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

¿La Última Esperanza?

¿La Última Esperanza?

La regulación del mercado de carbono será el gran tema a resolver en la COP26.



Historia repetida. Apenas concluida la 25ª edición de la Conferencia de las Partes (COP25) de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC), desarrollada en Madrid (España) luego que Chile no pudiera acogerla por la crisis social, los términos “decepcionante”, “fracaso”, “insuficiente” fueron la tónica. Por ejemplo, la Presidenta de la COP25 y Ministra del Medio Ambiente de Chile, Carolina Schmidt, señaló que “claramente no estamos satisfechos con los resultados”, mientras que el Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, resumió su sentir con un “estoy decepcionado”.

Después de 12 días de negociaciones y otras dos jornadas suplementarias para encontrar una posición común, las 197 delegaciones participantes no lograron consensuar acuerdos en los dos puntos principales: aumentar de forma significativa en 2020 sus planes de recortes de emisiones de CO2 para la próxima década; y pactar las normas para la creación de un mercado mundial del carbono que fije un precio disuasorio para los estados y las empresas por la emisión de Gases de Efecto Invernadero (GEI), empujándolos a apostar con rapidez por la economía verde.

Ya en los “descuentos” para la expiración del Protocolo de Kyoto y la puesta en marcha total del Acuerdo de París (31 de diciembre de 2020), ahora las esperanzas de acuerdo de la mayoría de los estados, científicos, organizaciones pro medio ambiente y población mundial se centran en Glasgow, Escocia, donde se efectuará la COP26 entre el 9 y 20 noviembre de 2020. Unos seis meses antes, eso sí, se espera un nuevo encuentro preparatorio en Bonn, Alemania.

Prioridades de COP26

Claire Perry O’Neill, Ministra de Energía y Crecimiento Limpio del Reino Unido, será quien presida la reunión en Glasgow. “Nuestro objetivo será obtener claridad y certeza para los mercados de carbono natural. Trabajaremos con todos, incluido el sector privado, para reglas claras y mediciones transparentes”, señaló.

FOTO 2 - última esperanza 550x350La protección de los océanos es un tema que Chile logró relevar en la COP25.

Sus declaraciones aluden al principal tema que quedó sin resolver en Madrid: la implementación del Artículo 6 del Acuerdo de París, que apunta a la regulación del mercado de mercado. También se trasladó para Escocia la discusión más fina sobre la “Red Santiago”, que canalizará el apoyo técnico para enfrentar, trabajar y desarrollar capacidades en los países más vulnerables al fenómeno; los océanos, que fueron incorporados en texto final; transparencia; financiamiento a largo plazo; comité de adaptación y otros temas.

No obstante, las deudas de la COP25, algunos analistas coinciden en que sí se registraron algunos avances en relación al punto esencial, especialmente respecto al sistema que debe ordenar el comercio de derechos de emisión en todo el mundo.

Según los reportes, durante toda la conferencia no surgieron soluciones consensuadas a dos grandes escollos relacionados con los mercados de carbono: la doble contabilidad que algunos países quieren evitar, y la transición de los remanentes de derechos de emisiones que algunos estados conservan del Protocolo de Kioto y que pretenden mantener en la transición al Acuerdo de París.

Pese a ello, “la Unión Europea aceptó abrir un plazo de transición para reconocer los bonos antiguos hasta el año 2023, pero Brasil ha insistido en que se alargue ese periodo transitorio al menos hasta el año 2025. Sin embargo, se requieren todavía algunos ajustes entre las diferentes visiones de las partes, en concreto sobre lo que se refiere al apoyo financiero obligatorio para los países más vulnerables, para evitar la doble contabilidad y determinar ese proceso de transición de Kioto a París”, publicaron varios medios de prensa.

El debate sobre el agua también promete ser protagonista en la COP26. Para eso, un panel de expertos presentó un documento con ocho soluciones para abordar el problema de los recursos hídricos a nivel global. La propuesta será registrada en la ONU y se planteará en las principales citas sobre medio ambiente, sostenibilidad y cambio climático en 2020.

Desafíos Cumplidos

¿Qué se puede rescatar de la COP25? A juicio de la Ministra Schmidt, Chile cumplió en el evento siete de los ocho grandes desafíos que se impuso cuando asumió su presidencia. Éstos, para la autoridad ambiental, fueron:

- Incremento de la ambición climática: Los 197 países participantes acordaron presentar en 2020 más y mejores compromisos nacionalmente determinados (NDC) para reducir la emisión de gases de efecto invernadero.

- Acuerdo para avanzar hacia la carbono neutralidad al 2050: 121 de los 197 países asumieron ese compromiso, tal como pide la ciencia y lo está haciendo Chile.

- Para que se logre alcanzar la meta anterior, se aumentaron fuertemente los compromisos del sector privado y actores no estatales. En concreto, 400 ciudades y 800 empresas globales decidieron sumarse a esa tarea, poniéndose sobre la mesa más de 4 trillones de dólares para inversiones.

- Consenso global para que, de manera inédita, los océanos estén protegidos de acuerdo con la ciencia para la acción climática. Se sumaron a la Alianza de Ambición Climática a los 39 países que forman parte de la iniciativa Because the Ocean, que desde 2016 ha impulsado a los países a incluir un componente de océano en sus NDC. Durante 2020 Chile trabajará junto al Reino Unido para que esta cifra aumente.

Foto 3 última esperanza 550x350Diversos cuestionamientos recibió la Ministra Carolina Schmidt en su rol de autoridad máxima del evento.

- Acuerdo para establecer mayor equidad social a nivel global en la acción climática. “Pese a las dificultades, se consensuó el mecanismo para abordar las pérdidas y daños que sufren los países más vulnerables frente al cambio climático”, destacó Schmidt.

- Se estableció el Plan de Equidad de Género entre hombres y mujeres para impulsar la acción climática. Permitirá fortalecer el rol y el empoderamiento de las mujeres en sus respectivas comunidades locales, dotándolas de herramientas para enfrentar de mejor forma el cambio climático.

- Se logró hacer transversal la acción climática, involucrando por primera vez en la historia a autoridades de los principales sectores productivos. Ministros del mundo de los sectores de Energía, Agricultura, Transporte y Finanzas buscarán en lo sucesivo soluciones y caminos para emitir menos y capturar más.

Así las cosas, y dado que los informes científicos revelan que la concentración de CO2 en la atmósfera no para de crecer y se encuentra en su máximo histórico, hay un amplio consenso sobre la urgencia de un profundo recorte de las emisiones de GEI. Para eso es imprescindible empezar desde ya a cumplir el Acuerdo de París e impedir así que el calentamiento global alcance antes de 2030 el punto de no retorno, o sea, el momento en que ya será imposible parar el aumento de la temperatura en 1,5 °C y evitar que las catástrofes climáticas sean una constante.

------------------------------------------------------

Datos

2025
Año hasta el que se extenderá la Global Climate Action, para acelerar la acción climática de ciudades, regiones, empresas y sociedad civil apoyando a los países en la implementación de sus compromisos bajo el Acuerdo de París.

70
Por ciento de participación de las energías renovables al 2030 en América Latina y El Caribe: la meta regional que lanzaron los ministros del área de Chile y Colombia en el contexto de la COP.

121
Partes de la CMNUCC, 14 regiones, 398 ciudades, 786 empresas y 16 inversionistas están trabajando para alcanzar la meta de cero emisiones netas de CO2 al 2050

Artículo publicado en InduAmbiente N° 161 (noviembre-diciembre 2019), págs. 56-58.