Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Gobiernos Corporativos: ¿Ocupados de la Seguridad?

Cristián Sandoval

Cristián Sandoval 155X155
Presidente de la Asociación Gremial de Empresas de Prevención de Riesgos (Agespri).

Hoy mucho se habla de la importancia de los colaboradores como uno de valores más importantes de cualquier organización. Poco a poco, las gerencias y gobiernos corporativos han ido comprendiendo que de la visión a la ejecución, en materias de Seguridad y Salud Ocupacional, tienen una brecha que por diferentes aspectos se hace visible cada vez que ocurren eventos mayores o que afectan a la comunidad.

Cuando una empresa, independiente del tamaño, no incorpora en su ADN la visión y ejecución de actividades que permitan que sus colaboradores desarrollen sus funciones en ambientes seguros y libres de contaminación, está arriesgando situaciones que podrían impedir su continuidad operacional. De igual manera, su reputación se ve seriamente dañada, quedando instalada en el colectivo una visión negativa de esa compañía que, además, salpica al resto de las organizaciones.

Cuando hablamos de ambientes seguros, ¿estamos considerando todas las variables? Seguramente eso no es así. Por ejemplo, no pocas organizaciones tienen un alto estándar de seguridad para sus colaboradores y terceros, con controles administrativos, operacionales e incluso ingenieriles. Sin embargo, la empresa como tal no ha cubierto todas las variables quedando por ello absolutamente vulnerable. Así, no resulta extraño encontrar a respetables organizaciones que funcionan sin sus permisos o bien éstos no están al día.

La pregunta es, entonces: ¿qué tan ocupados de la seguridad están los gobiernos corporativos, si el Corporative Compliance no se ha preocupado que las licencias de funcionamiento estén al día y operando de acuerdo a la realidad? No hay que ir muy lejos para recordar la tragedia en un centro de salud de Concepción que ocupaba en forma intensiva gas natural, en la cual hubo que lamentar la muerte de 3 personas y más de 40 heridos. Tras ese aciago episodio, la autoridad responsable de los permisos de gas, presentó cargos contra dicho centro por no haber gestionado las autorizaciones de gas interior, es decir, las instalaciones no estaban regularizadas.

Situaciones con esa y otras falencias en diferentes materias de seguridad se repiten en industrias de distintos sectores económicos. Para prevenirlas y evitarlas, las gerencias y gobiernos corporativos deben entender la seguridad como un todo y no solo como parte de la gestión de riesgos laborales.

Lo mismo ocurre cuando hay eventos que afectan a una comunidad poniendo en riesgo la salud de la población. Claramente una empresa que emite sobre la norma lo sabe, lo tiene medido y sus ejecutivos, gerencias y responsables están al tanto de ello. La pregunta es si el gobierno corporativo conoce dicha situación. La verdad es que no saberlo hablaría muy mal de la gestión de esos directores y, más grave aún, sería saber y no adoptar medidas para evitar el riesgo a la población.

Columna publicada en InduAmbiente N° 154 (septiembre-octubre 2018).