Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Para Recuperar los Suelos

Para Recuperar los Suelos

Con un enfoque holístico, Suez suma más de 30 años saneando y aportando valor a sitios contaminados.



Se le considera un "peligro oculto" porque con frecuencia no se puede evaluar o percibir directamente. Es una referencia a la contaminación del suelo que, de acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, es una de las principales amenazas que afectan al medio ambiente y a los beneficios que este recurso proporciona a los ecosistemas.

Tal problema ambiental se produce por la presencia de un químico o sustancia que no forma parte del sitio y/o que está presente en una concentración anormal, lo que reduce la calidad del suelo, tiene un impacto negativo en sus funciones naturales, puede degradar gravemente los principales servicios que entrega a los ecosistemas y poner en riesgo la salud de las personas.

Debido al desarrollo industrial y agroquímico, como también a cambios en las regulaciones, la cantidad y diversidad de contaminantes por sanear aumenta constantemente. De ahí la preocupación que existe a nivel mundial por este tema y la urgencia de avanzar en el desarrollo de métodos de rehabilitación de suelos.

Saneamiento y Restauración

Suez lleva más de 30 años entregando sus conocimientos, experiencia y amplia gama de soluciones en saneamiento de suelos, acuíferos y gases de suelo, gracias a lo cual ha podido dar una nueva vida a áreas que estaban contaminadas. Su propuesta va más allá de la remediación y es aplicable a distintos tipos de industria, como la minera, química, inmobiliaria, petrolera y otras.

Entre sus trabajos destacan los realizados en las lagunas de Al Karaana, en Qatar; en la refinería Norske Shell, en Noruega, y en la planta industrial de Avenue Coking Works, en Reino Unido. Este último es un caso emblemático, porque es uno de los lugares más contaminados de Europa Occidental que se restauró y se convirtió en una reserva verde compatible para usos culturales y deportivos. Para 2033 se estima que el sitio acogerá alrededor 1000 casas, espacios para oficinas y servicios, incluyendo tiendas y una escuela.

¿Claves del éxito? "Vemos los sitios desde un punto de vista holístico y ponemos al servicio de los clientes industriales o las autoridades locales nuestra visión y expertise, desde la planeación del cierre del activo hasta su reconversión en un sitio con otra utilidad, permitiendo así dar valor a los activos al final de su vida útil y que puedan renacer en un nuevo ecosistema", destaca Ana Espina, Business Development Manager de Suez Chile.

Agrega que consideran "no solo el sitio industrial en sí, sino también la problemática de su entorno, gestionando en forma global todo el ecosistema del territorio durante los trabajos de demolición, desmantelamiento y remediación. Esto incluye el control de molestias para los vecinos durante los trabajos, la relación con las partes interesadas, la gestión integral de los flujos de residuos generados, control de emisiones, monitoreo continuo, protección de la seguridad y salud de los operadores y el entorno, entre otros".

Técnicas y Métodos

A través de su Unidad de Negocio IWS (Industrial Waste Specialties), Suez desarrolla una estrategia y diseño adaptados a cada caso. Para ello cuenta con técnicas probadas e innovadoras para el tratamiento de suelos y aguas subterráneas, además de equipos multidisciplinarios y unidades de tratamiento móviles que prestan servicios en todo el mundo.

El trabajo comienza con la investigación de la calidad del suelo, que es fundamental para poder aplicar la mejor solución desde todos los puntos de vista, optimizando los posibles costos asociados.

Para los procesos de remediación, la compañía diseña cada operación según la problemática específica del suelo evaluado y utiliza la opción tecnológica ambientalmente más sostenible y viable para cada caso. "Esto depende de diferentes parámetros, como el tamaño del sitio, el tipo de contaminación, la naturaleza del suelo, los plazos para realizar la descontaminación, los riesgos para los operadores, los costos de tratamientos, así como los riesgos para la salud relacionados con el uso futuro del sitio para instalación industrial, residencial, parque...", precisa Ana Espina.

En Francia, por ejemplo, Suez desarrolló y sigue innovando en tratamientos tanto in situ (que no se requiere excavar) como fuera del sitio (ex situ), con el establecimiento de una red de plataformas Neoter.
Asimismo, para incentivar la reutilización de la tierra contaminada, la compañía ha creado plataformas multimodales para clasificar y mejorar la tierra. El proceso es simple: el suelo se excava y se envía a un sitio, en donde se aplican distintas tecnologías como procesos biológicos, térmicos, físico-químicos ("lavado") o de estabilización, lo que permite reutilizar el suelo tratado o disponer la fracción no valorizable en rellenos de seguridad.

Las pruebas piloto realizadas de antemano en los laboratorios de la empresa permiten también evaluar la viabilidad de las soluciones previstas, la relevancia de sus elecciones técnicas y definir los parámetros para dimensionar los proyectos.

Regulación en Chile

En Chile no existen regulaciones nacionales para la gestión de suelos contaminados. Sin embargo, el Ministerio del Medio Ambiente (MMA) ya está impulsando algunas iniciativas para avanzar en esta materia, como es la realización de dos estudios que debieran finalizar en 2021: "Elaboración de lineamientos estratégicos con miras al desarrollo de instrumentos normativos y de gestión de suelos" y "Análisis de metodologías internacionales y determinación de contaminantes a normar en suelo".

"Ambos estudios están focalizados en generar propuestas para la regulación del suelo, tanto para identificar los contaminantes a normar como para analizar la información existente a nivel nacional para iniciar cualquier proceso normativo. Las dificultades para desarrollarlo ya están identificadas, por lo que ahora se busca definir las acciones necesarias para su solución. Si bien los plazos y pasos para la elaboración de normas de calidad están regulados, una norma de suelo es un instrumento completamente nuevo en nuestro marco regulatorio, por lo que es una acción que proyectamos en un mediano plazo", explican en el MMA.

Desde la autoridad ambiental destacan también que en los últimos años se ha generado información y se han levantado propuestas para el manejo de suelos, todo lo cual sirve de base para los estudios que ahora están ejecutando. "El objetivo es que éstos proyecten un camino más certero para avanzar en la gestión de suelos contaminados", concluyen.

Artículo publicado en InduAmbiente N° 166 (septiembre-octubre 2020), páginas 58-59.