Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Concreto y Circular

Concreto y Circular

Cbb incorpora la economía circular a sus procesos través de coprocesamiento y valorización energética.



“En Cbb, la sostenibilidad está en el centro de la visión a futuro de la empresa. En ese sentido, somos sostenibles solo en la medida que equilibremos un buen desempeño económico con el desarrollo de la sociedad y la debida protección del medio ambiente. Nuestra política es operar minimizando los impactos ambientales que puedan generar las operaciones, haciendo un uso eficiente y sustentable de los recursos que se requieren para elaborar nuestros productos”.

Las palabras pertenecen a Sebastián Polanco, Gerente de Asuntos Corporativos y Legales de Cbb, compañía que nació en 1957 como Cementos Bío Bío en Talcahuano, región del Biobío. Con 1.535 trabajadores directos, 1.366 colaboradores contratistas y 86% de mano de obra local, la firma está presente entre Arica y el canal de Chacao, con actividades en 39 comunas del país. Además, cuenta con operaciones en Argentina y Perú.

Hoy, la empresa desarrolla tres líneas de negocio: cementos, hormigones y cales. A través de ellas, provee de materias primas a sectores diversos como la industria, la construcción y minería.    

Economía Circular

Claudio Sanhueza, Subgerente de Medio Ambiente y Sostenibilidad, destaca que Cbb incorporó prácticamente desde sus inicios la economía circular a sus procesos. Así, en su planta de Talcahuano, instalada frente a la entonces siderúrgica Huachipato (hoy CAP), usó la escoria de la producción de acero en forma de polvo para incorporarlo como insumo en la fabricación de cemento siderúrgico.

“La escoria, al incorporarla en el proceso de fabricación, permitió desarrollar un cemento con alta resistencia. Desde entonces eso se ha ido mejorando, de modo tal que nos permite tener un producto con un bajo porcentaje de clinker (materia prima principal), alto porcentaje de escoria y con menores emisiones de CO2 en el proceso”, explica el ingeniero.

Concreto y circular2536CFBLíneas de negocios Cbb: Cementos, Hormigón y Cal.

Sanhueza agrega que si Cbb no hubiera aprovechado la escoria a lo largo de sus seis décadas de vida “este residuo habría ido a disposición final, ocupando un espacio equivalente a 10 rellenos sanitarios o nueve cerros Santa Lucía. Es decir, un total de 15.800.000 metros cúbicos”.

Por otro lado, la empresa aprovecha las cenizas volantes de las centrales termoeléctricas para reemplazar el uso de la puzolana, otra materia prima en la producción de cemento. Sumado a ello, sustituye el yeso natural de las canteras por el yeso sintético proveniente de la desulfurización de los gases de salida de esas mismas centrales energéticas. Todo lo anterior hizo posible que solo en 2018 Cbb utilizara 152.000 toneladas de subproductos.

Otro ejemplo de economía circular está en el norte del país, donde la firma recicla los aceites usados de la gran minería. “Se les da una valorización energética y se usan como combustible alternativo en nuestros hornos para reemplazar diesel”, precisa Sanhueza.

En su planta Antofagasta se han aprovechado 280.000 toneladas de aceite industrial residual, lo que en 10 años ha permitido desplazar el consumo de 282 millones de litros de diesel.

“Este año, en cuanto a proyectos circulares, hemos desarrollado un piloto en Talcahuano para aprovechar el hormigón de rechazo y utilizarlo en la construcción de mobiliario urbano, lo que tiene distintos usos en espacios públicos” (ver foto principal), añade el profesional.

Concreto y circular2536F7APlanta Cbb Ready Mix, Construcción del Puente sobre el Canal de Chacao.

Asimismo, Cbb participa como proveedor en la construcción del puente colgante sobre el canal de Chacao, infraestructura de 2.750 metros que unirá a la isla de Chiloé con el continente. “Para este proyecto estamos utilizando nuestro cemento siderúrgico, que se desarrolla sustituyendo materias primas y valorizando energéticamente algunos residuos”, comenta Sanhueza.

Industria Baja en Carbono

Pero Cbb va por más. Este año suscribió la Hoja de Ruta hacia una Economía Baja en Carbono, documento coordinado por el Instituto del Cemento y Hormigón de Chile, donde se compromete junto a otros actores de la industria cementera a aumentar el porcentaje de coprocesamiento. “Esto es convertir los residuos en un material con características que puedan valorarse como combustible o materia prima alternativa para nuestros procesos industriales, pasando de un 12% al 30% para el año 2030”, explica Sebastián Polanco.

Asimismo, la compañía se comprometió a disminuir los niveles de emisión de CO2 de 581 a 520 Kilos Eq/Ton de cemento también para 2030.

El ejecutivo concluye: “La industria cementera juega un rol crucial en el cumplimiento de las metas de la Ley REP, especialmente mediante coprocesamiento de neumáticos, y queremos que siga siendo parte de la cadena de valor sostenible de nuestro país, expandiendo esta fuente de generación de energía sustentable y reduciendo sustancialmente los niveles de emisiones”.

Artículo publicado en InduAmbiente N° 160 (sept-oct 2019), págs. 28-29.