Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Suma Acciones

Suma Acciones

Las medidas para descontaminar Puchuncaví-Quintero resaltan en la V Región



Duro trabajo en materia de medio ambiente tienen las autoridades y habitantes de la Región de Valparaíso. Es que a las habituales preocupaciones por cuidar la calidad del aire, mejorar la gestión de los residuos o resguardar los recursos hídricos y la biodiversidad, en esta zona del país se suman esfuerzos para afrontar la compleja recuperación de una de las zonas más golpeadas por la contaminación en Chile, como son las comunas de Puchuncaví y Quintero.

En ese marco, este año se han dado algunos pasos relevantes con miras a mejorar la calidad ambiental en dicho territorio y en el resto de la V Región.

PRAS y PDA

En mayo del año pasado el Ministerio del Medio Ambiente lanzó el Programa para la Recuperación Ambiental y Social (PRAS) de Quintero y Puchuncaví. Durante 2015, esta iniciativa logró consolidar un trabajo participativo entre la sociedad civil, el sector productivo local, las empresas del parque industrial y las instituciones públicas involucradas. A través de un Consejo de representantes (CRAS) y de cuatro comisiones de trabajo multisectoriales conformadas por los habitantes de ambas comunas, este año se han abordado y priorizado los problemas que afectan a la zona, y se han ido planteando posibles soluciones. De hecho, según Tania Bertoglio, Seremi del Medio Ambiente de la V Región, a octubre de 2015 se habían identificado 25 grandes problemáticas en distintos ámbitos y más de 140 posibles soluciones a corto, mediano y largo plazo.

La información recogida en esas instancias es uno de los principales insumos que las autoridades han considerado para elaborar un Programa de Recuperación con medidas de corto, mediano y largo plazo. Se espera que en los próximos meses exista una propuesta concreta para someterlo a discusión ciudadana.

En el marco de este trabajo también se han anunciado algunas iniciativas concretas interesantes, como es el uso de escoria de mineral derivado del proceso de fundición de cobre, proveniente de la Fundición Codelco Ventanas, para la construcción de infraestructura vial que favorecerá a las mismas comunas. La iniciativa contempla utilizar un volumen aproximado de 525.000 m3 de este residuo no peligroso para incorporarlo al mejoramiento de la Ruta F-216 y F-190, y la ampliación de la Ruta F-30-E, entre otras obras, generando un ahorro aproximado de 525 millones de pesos.

Para la Seremi Tania Bertoglio, “desde el punto de vista ambiental, esta acción es destacable puesto se le dará un nuevo uso a este residuo, el que tiene beneficios como la disminución del pasivo ambiental de escorial que perjudica al territorio, principalmente en este caso al Estero Campiche”. El uso de estas escorias, además, permitirá disminuir la extracción de áridos naturales desde las cajas de los ríos, esteros, dunas u otra fuente, lo cual es un constante tema de conflicto y denuncias en la Región.

Por otra parte, las autoridades han ido avanzando en otros instrumentos de gestión importantes para mejorar la calidad ambiental de la zona. De hecho, el 6 de agosto de este año se publicó en el Diario Oficial la resolución que dio inicio formal al proceso de elaboración del Plan de Prevención y Descontaminación Atmosférica para Concón, Quintero y Puchuncaví, declaradas zonas saturadas por material particulado fino (MP 2,5) en junio pasado.

Esta iniciativa reformulará y actualizará un plan de descontaminación que está vigente hace 23 años en la zona, y que ahora suma una tercera comuna.

Lea este artículo completo en Revista N° 137, páginas 34 a 36.