Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

BIDA a las Aguas

BIDA a las Aguas

Biofiltro Dinámico Aeróbico permite tratar riles y obtener agua para riego. 



No es un disparate decir que las lombrices son buenas aliadas del medio ambiente. Así lo demuestra la tecnología BIDA (Biofiltro Dinámico Aeróbico), la cual se encarga de tratar las aguas residuales usando estos anélidos, para degradar la materia orgánica sólida, en combinación con un sistema biológico.

De acuerdo a la Declaración de Impacto Ambiental de un proyecto agroindustrial que pretende emplear este sistema, el biofiltro consiste en un filtro percolador compuesto por capas filtrantes, lombrices y microorganismos asociados, sistema de ventilación y doble fondo.

En la presentación al Sistema de Evaluación Ambiental se señala que el sistema funciona de la siguiente manera: El afluente se esparce en la superficie del filtro, luego el agua percola a través de las diferentes capas del filtro, la materia orgánica queda retenida en la superficie y las lombrices la digieren transformándola en humus. La abundancia de microbiología en las diferentes capas del filtro transforma la materia orgánica en CO2 y agua.

Es justamente a la agroindustria e industria alimentaria en general a la que más beneficia el BIDA dado los altos volúmenes de residuos líquidos que genera y que deben ser tratados adecuadamente.

Agua para Riego

En esta opción de tratamiento no existen filtraciones hacia el suelo o su área de emplazamiento.

Por último, el sistema de drenaje del BIDA permite la recuperación del residuo líquido una vez que éste ha pasado por sus distintos estratos, quedando retenido un alto porcentaje de materia orgánica que será transformada en humus sin generar lodos. De esta manera, el agua resultante puede utilizarse para fines de riego.

Esta solución de saneamiento puede crecer modularmente si aumentan las actividades de la empresa y se genera un mayor caudal y/o una mayor carga a las indicadas como parámetros de diseño del sistema.

Como gran atributo de la tecnología, se destaca su capacidad para procesar la contaminación presente en las aguas residuales y convertirla en  uno de los más ricos fertilizantes orgánicos disponibles. Esto, aplicando biotecnología y no una gran cantidad de energía y productos químicos como las soluciones convencionales de tratamiento. Y, además, sin generar lodos.

Detalle de Etapas

El biofiltro consiste en una piscina compuesta por diferentes capas filtrantes. En la capa superficial se agregan lombrices, las cuales tienen excelentes características degradadoras de residuos sólidos orgánicos. Las etapas en las que se degradan los residuos sólidos y líquidos son las siguientes:

·              El ril o agua servida se riega sobre un lecho compuesto por distintos estratos porosos, conteniendo en los superiores un alto número de lombrices.

·              Los residuos líquidos escurren por el medio filtrante, quedando retenida en éste la materia orgánica.

·              La materia orgánica del efluente es consumida por las lombrices, oxidándola a anhídrido carbónico y agua, pasando una parte menor de ella a constituir masa corporal de las lombrices y otra mayor a deyecciones de las mismas. Estas últimas constituyen el llamado humus de lombriz.

·              Los microorganismos presentes en el agua servida son reducidos en dos órdenes de magnitud: uno por las lombrices y el otro por los demás microorganismos consumidores de materia orgánica que viven junto con las lombrices.

Artículo completo en InduAmbiente 117 (julio-agosto 2012), páginas 34-35.