Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

En Busca de la Concordia

En Busca de la Concordia

Arica y Parinacota avanza en la recuperación de la armonía ambiental.



Con plena certeza, ningún ariqueño sube en invierno y en ninguna época del año hasta la cumbre de su popular y distintivo morro para contemplar la ciudad contaminada. Por clima y condiciones de ventilación, Arica está libre de eventos de alta polución.

Pero no siempre ha sido así. Una parte de su población, por cerca de tres décadas, sufrió por la contaminación por plomo y arsénico. Estos metales pesados, presentes en residuos mineros traídos desde Suecia durante cinco años, se adosaron por acción del viento a las partículas respirables en el aire, afectando principalmente a los habitantes de los sectores Los Industriales y Cerro Chuño.

Tras comprobarse su efecto contaminante, el Estado indemnizó en 2007 a 356 pobladores con $8 millones a cada uno, haciendo lo propio con otras personas en los años siguientes. Además, en 2012, se promulgó la Ley 20.590, conocida como “Ley de Polimetales” para Arica, que estableció un programa de intervención en los sectores impactados.

Avances 2016

En el marco de este proceso, Renato Briceño, Seremi del Medio Ambiente de Arica y Parinacota, detalla los avances registrados durante el 2016. “El Ministerio del Medio Ambiente, el Comité de Expertos de la Ley 20.590 y el Ministerio de Salud han trabajado intensamente para establecer las zonas con presencia de polimetales a partir de un análisis exhaustivo y acabado con todos los datos disponibles. Esta acción, que esperamos se materialice antes del término de 2016, sin duda marcará un antes y un después en el caso polimetales, ya que dará cuenta de forma efectiva si actualmente existen o no zonas de riesgo de contaminación, generando mayor certidumbre para la comunidad y fortaleciendo la implementación de la Ley”.

Comenta que este ejercicio no sólo proporcionará un marco de referencia para la Ley de Polimetales en Arica, sino que “marcará también un avance en la institucionalidad ambiental en materia de suelos. Como país estamos fortaleciendo nuestros estándares ambientales y sin duda la experiencia de Arica será un referente para el resto de Chile”.

Respecto a iniciativas concretas, en los próximos meses se espera la entrega de las últimas 258 casas, de un total de 873, para dar una nueva solución habitacional a la totalidad de familias que habitaron la población Cerro Chuño.

Como parte del trabajo también se siguen realizando estudios. En agosto, por ejemplo, se dio a conocer la investigación denominada “Evaluación del Impacto por Polimetales en la Ciudad de Arica”, realizada por el Centro de Estudios de Tecnologías de la Inclusión (Cedeti) de la Universidad Católica y financiado por el Ministerio de Educación. Su objetivo fue determinar el impacto real de la contaminación por polimetales en la capital regional y sus secuelas en el desarrollo cognitivo de los estudiantes beneficiarios de la Ley  20.590 en comparación con quienes no están afectados.

¿Qué concluyó? en términos generales, los resultados muestran que no hay diferencias sustanciales entre los resultados académicos obtenidos por los estudiantes de educación básica y media beneficiarios por la Ley de Polimetales y aquellos estudiantes que no están afectados por tal condición.

Sobre el estado actual de la calidad del aire en la Región, el Seremi destaca que los resultados de los monitoreos han sido favorables.

Lea este artículo completo en InduAmbiente N° 143 (noviembre-diciembre 2016), págs. 12-15.