Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Con el Dolor de la Gente

Con el Dolor de la Gente

La crisis ambiental de Quintero y Puchuncaví demanda soluciones concretas.



Por Horacio Acuña
Fotos: Marcos Guiñez

De un día para otro, la plaza de Los Deportistas amaneció con carpas y toldos. Era una toma realizada por miembros de la comunidad de Quintero. En plena esquina de Av. Normandie con Estrella de Chile, a escasos metros del municipio local, unos veinte vecinos comparten café y sándwich en un frío día primaveral.

Mientras, más allá, un vocero de los pobladores atiende a un periodista de Santiago que viene a entrevistarlos y otros habitantes conversan en improvisadas reuniones para enterarse de los últimos sucesos vinculados con la crisis ambiental que los ha tenido en el corazón y en los titulares de todo Chile.

Pese al tráfico habitual de día hábil, Quintero luce un tanto paralizado y extraño. Y es algo que se respira en el ambiente, literalmente hablando. En efecto, basta recorrer unos pocos metros y, al percibirse un leve olor a compuesto químico, entonces se encuentra la explicación a por qué el monumento a Ignacio Carrera Pinto, héroe de la guerra del Pacífico -ubicado en Av. Normandie-, tiene puesta una mascarilla.

Tal es el sutil mensaje de protesta ciudadana que, junto con los lienzos dispuestos en la plaza de la Ciudadanía -rebautizada por los pobladores en toma-, manifiesta la frustración de una comunidad hastiada por la falta de soluciones al problema de contaminación que los aqueja desde hace más de 50 años.

En Quintero y Puchuncaví, comunas aledañas ubicadas en el litoral de la región de Valparaíso, los episodios de contaminación son recurrentes con cierta frecuencia debido a los impactos ambientales del parque industrial asentado en la década de los ’60, con la instalación de la fundición Enami, y que hoy integran casi 20 empresas.

En agosto pasado, las miradas se volvieron nuevamente a este territorio, cuando el 21 y 23 de agosto se produjeron los primeros dos de una serie de episodios contaminantes que hasta el momento han dejado casi 1.000 personas con síntomas de intoxicación por gases que debieron ser atendidas en el hospital local.

Desde entonces, el gobierno, la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA), PDI, autoridades locales, comunidades y expertos han trabajado por determinar las verdaderas causas de los eventos tóxicos. Pero hasta el cierre de esta edición tanto los contaminantes que causaron las emanaciones ni su origen aún no estaban dilucidados. Pese a que las evidencias apuntan a que se trataría de compuestos orgánicos volátiles (COVs).

Comunidad Reorganizada
 
Hugo Poblete es uno de los voceros del denominado Cabildo Abierto Quintero-Puchuncaví. Se trata de una organización conformada después de la visita que realizó el Presidente Sebastián Piñera a la zona, tras los episodios tóxicos de la semana del 20 de agosto.

El Cabildo Abierto lo conforma alrededor de una decena de organizaciones ciudadanas. Entre ellas, Mujeres en Zona de Sacrificio, Quintero y Puchuncaví Resistencia, Salvemos Quintero, además de representantes de los estudiantes secundarios y de los profesores de la zona.

La razón de su creación fue clara: se aburrieron de las instancias e iniciativas surgidas desde la institucionalidad, por considerarlas burocráticas y que no conducen a resultados concretos. Así, se refieren al Programa para la Recuperación Ambiental y Social (PRAS) y al Consejo para la Recuperación Ambiental y Social (CRAS), en que participaban miembros de la comunidad, las empresas que operan en el cordón industrial de Quintero-Puchuncaví y autoridades de Medio Ambiente.

Artículo publicado en InduAmbiente N° 154 (septiembre-octubre 2018), páginas 68-73.