Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Litio Sustentable

Litio Sustentable

SQM elabora litio de forma sostenible, reduciendo su huella de carbono y aportando al desarrollo comunitario.



En los últimos años, la electromovilidad ha irrumpido como una alternativa viable y limpia para reducir la dependencia de combustibles fósiles. Más de 5,6 millones de autos eléctricos salen a la carretera todos los días, lo que representa el 0,4% de los vehículos en todo el mundo. Para el año 2030 se espera que este número aumente a 120 millones, lo que equivale a más del 30% de las ventas de vehículos nuevos en el mundo.

Esta tendencia tiene claros beneficios ambientales. Según el Instituto de Investigación de Energía Eléctrica, la electrificación del transporte podría ayudar a reducir entre 430 y 550 millones de toneladas de CO2 para el 2050, lo que equivale a las emisiones de entre 80 y 100 millones de vehículos de combustión interna.

En este contexto, el litio tiene un papel clave en el desarrollo de esta tecnología, debido a sus propiedades químicas. Así lo explica Pablo Pisani, gerente de Comunicaciones, Sustentabilidad y Asuntos Públicos de SQM: “Uno de los principales facilitadores de la electromovilidad ha sido el ion de litio, que tiene un peso y volumen relativamente bajo en comparación con otros metales que tienen potencial para la fabricación de baterías eléctricas. Por eso el último tiempo la demanda de litio ha crecido considerablemente”.

Producción sustentable

En este camino hacia la electromovilidad masiva, cabe recordar que el objetivo principal es la sustentabilidad y cuidado del medio ambiente, para lo cual es fundamental que la producción de litio sea también sostenible.

Sobre ese escenario, uno de los principales desafíos para las compañías proveedoras de litio es disminuir la huella de carbono en sus operaciones. En el caso de SQM, el 96% del uso de energía es solar, la huella de carbono del hidróxido de litio y del carbonato de litio, en base a salmuera, es muy pequeña.

litio 550 1El liceo agropecuario Lickan Antay de San Pedro de Atacama, en un trabajo mancomunado con SQM, logró la Certificación Ambiental con excelencia por su “Programa Anual de Gestión Ambiental”.

Asimismo, es fundamental hacerse cargo de la huella hídrica. Para hablar de este tema en la industria del litio, es vital entender la diferencia entre agua fresca y salmuera, de la cual se extrae el mineral. La salmuera no puede usarse para fines agrícolas ni para consumo humano, además gran parte de ésta se reinyecta al sistema una vez que se saca el litio. “Contrario a lo que se piensa, la huella hídrica de SQM es muy pequeña porque el proceso se basa en la concentración de salmueras, por lo tanto, el uso directo de agua dulce en realidad es escaso”, señala Pisani.

Otro aspecto clave para SQM es la eficiencia energética. Y a diferencia de los procesos de minería típicos que dependen del consumo de energía para tronaduras, trituración y extracción, SQM usa radiación solar con un tiempo de procesamiento más largo, lo que se traduce en una menor huella de energía.

Trabajo con las comunidades

Para SQM también es indispensable mantener y propiciar relaciones de buen vecino, por lo que desarrolla y participa en diferentes programas que buscan fomentar el bienestar social de sus comunidades vecinas. “El vínculo con la comunidad se construye sobre la base de la transparencia, el respeto y la confianza mutua, relación que se refleja fuertemente en la interacción que se da para el desarrollo de los contenidos de los programas sociales”, manifiesta Pablo Pisani.

Así, el trabajo que SQM lleva a cabo se enmarca en los pilares de patrimonio histórico, educación y cultura y desarrollo social. En estas áreas, la empresa busca cada año nuevas iniciativas que entreguen mayores oportunidades a las comunidades.

En los dos últimos años, destacan acciones como el programa “Más oportunidades, más educación, +Lenguaje”. Este exitoso trabajo desarrollado por el programa + Matemática en la comuna de San Pedro de Atacama da origen al programa “Más Lenguaje”, cuyo piloto se puso en marcha en el segundo semestre de 2018, y luego se transformó en uno de los hitos de mayor importancia en los nueve años de trabajo y cooperación entre el Municipio y SQM. El objetivo de esta reciente etapa es acercar a las nuevas generaciones a la lectoescritura mediante un trabajo más cohesionado con los profesores de la asignatura, desplegando y potenciando diversas herramientas de motivación para los niños y niñas.

En el ámbito educacional, la empresa además acordó con la Corporación Crea + apoyar el programa de nivelación de estudios para jóvenes y adultos de la comuna de San Pedro de Atacama, a través de su Oficina Municipal de Información Laboral (OMIL). En el año 2018 un total de 95 alumnos obtuvieron su certificación de términos de estudios.

La cultura y las artes también están presentes en el trabajo que desarrolla SQM con las comunidades aledañas, con miras a mejorar la calidad de vida de las personas. Durante años, tal vez décadas, han sido una herramienta potente para impulsar el desarrollo emocional e intelectual de quienes encuentran en la expresión artística, un lenguaje y un vértice desde donde comprender el mundo y conectarse con los otros.

Otra iniciativa a destacar es CasaTelar, una caravana de arte textil que se instala en el territorio del Salar de Atacama y que nace de las aspiraciones de la comunidad bajo la necesidad de revitalizar los oficios tradicionales atacameños, como fuente de estilos de vida.

litio 550 2El 16,4% de la dotación de SQM es femenina, el doble del promedio de la industria minera nacional.

Importante rol cumple, asimismo, el programa de Formación de Cooperativa de Viñateros para la continuidad y comercialización para la producción de vino Ayllu. Luego de algunos años de trabajo con los viñateros de Toconao, el proyecto alcanzó una etapa de maduración que en 2017 llevó a formar una cooperativa consolidada formalmente en 2018. Esto permitió profesionalizar los procesos, aumentar la calidad de sus productos y generar un alto estándar para todos sus vinos. El siguiente paso apunta a realizar un fuerte trabajo en el área de marketing y comercialización, que traslade y trascienda toda la cultura e historia de la Cooperativa Campesina Lickan Antay al resto del país.

Artículo publicado en InduAmbiente N° 159 (julio-agosto 2019), págs. 28-29.