Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Respira Optimismo

Respira Optimismo

Menos episodios críticos de contaminación atmosférica hubo en Temuco en 2015.



Las cadenas de oración y/o rogativas se agradecen cuando se trata de pedir por un objetivo mayor. Y ceremonias como el guillatún, propias de los mapuches, han hecho su aporte pidiendo por causas tan nobles como el cuidado del medio ambiente, especialmente del aire que respira esta comunidad en la zona donde ha fijado mayoritariamente su residencia.

Porque todo suma cuando se trata de contribuir a que la conurbación Temuco-Padre Las Casas vuelva a tener una atmósfera con bajos niveles de contaminación. Este objetivo es prioritario tanto para las autoridades como para los habitantes de ambas comunas de la Región de la Araucanía, declaradas como Zona Saturada por MP 10 en 2004 y MP 2,5 en mayo de 2013.

Es una batalla que se viene dando hace ya bastantes años y que se ha intensificado en la actual década. Marco Pichunman, Seremi del Medio Ambiente, revela las últimas novedades de esta cruzada: “En términos generales, el balance del periodo de aplicación de Alerta Sanitaria en Temuco y Padre Las Casas, que se extendió entre el 22 de abril y el 30 de septiembre de 2015, es nuevamente positivo. Si se considera la zona saturada y la peor condición de las tres estaciones de monitoreo (Las Encinas, Ferroviario y Padre Las Casas) se obtuvieron mejoras considerables en relación a los años 2012 y 2013, y resultados muy similares al 2014, cuando también se aplicó la condición de alerta”.

Luego da a conocer otra buena noticia: “Si bien es cierto el número de episodios críticos en la zona saturada se mantuvo respecto al 2014, hubo una reducción considerable en la cantidad de horas que la población de Temuco se vio expuesta a estos eventos de contaminación, específicamente en el número de horas en la situación de emergencia”.

En días de preemergencia la principal medida aplicada fue la restricción de humos visibles de las viviendas, mientras que en las emergencias se impidió, sobre todo, el uso de artefactos a leña. En ambos casos, además, se aplicó prohibición de humos visibles, entre las 18:00 y las 06:00 horas el día siguiente, para toda fuente fija industrial, residencial comunitaria y comercial (calderas).

No Tan Positivo

En Padre Las Casas, empero, las cuentas no fueron tan alegres, registrándose un 25% más de episodios críticos en 2015 en comparación con el año anterior. Aunque sí se observó una mejoría en relación a los años 2012 y 2013.

Lo más preocupante es que la estación de monitoreo que opera en esta comuna marcó 184 horas en estado de emergencia en la calidad del aire, muy por encima de los registros de las dos estaciones de Temuco: Las Encinas y Museo Ferroviario, que arrojaron 29 y 26 horas, respectivamente, bajo esta condición crítica.

La autoridad ambiental expone las razones de esta gran diferencia: “El polígono de restricción aplicado durante el 2015 abarca un 56% de las viviendas de Temuco y solo un 10% de las ubicadas en Padre Las Casas, lo que puede explicar en parte el menor impacto de las medidas en esta última comuna. A esto hay que sumar su mayor nivel de vulnerabilidad, que le impide a su población acceder a mejores tecnologías de combustión y leña de calidad. Es por lo señalado que se está evaluando si es factible o no  ampliar el polígono de restricción y abarcar un mayor número de viviendas en esta localidad durante el 2016. También se pretende intensificar las campañas de difusión para involucrar y educar a la ciudadanía, lo que debe ir de la mano con la aplicación de las medidas estructurales del Plan de Descontaminación, relacionadas con el mejoramiento térmico de las viviendas y el recambio de calefactores”.

Lea este artículo completo en Revista N° 137, páginas 54 a 57.