Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Filtración Máxima

Filtración Máxima

Cualidades y ventajas de la tecnología de relaves filtrados.



¿Usted perdió la capacidad de asombro? Puede que con el siguiente dato la recupere momentáneamente: En la actualidad, cada un día y medio (36 horas) se depositan en Chile relaves equivalentes a un cerro Santa Lucía. Y para el 2035 bastarían apenas 21 horas para acumular tamaña cantidad de este material que se descarta de operaciones mineras, casi duplicándose su producción actual, según antecedentes del Roadmap Tecnológico de la Minería 2035.

De acuerdo al último catastro del Servicio Nacional de Geología y Minería, Sernageomín, en Chile existen 696 depósitos de relave, distribuidos entra las regiones de Tarapacá y EI Maule, además de la Región de Aysén. La mayor parte de éstos se encuentra en las regiones de Atacama y Coquimbo, representando un 22% y 52% del total, respectivamente. Sobre su condición, 112 están activos, 436 no activos y 148 abandonados.

A grandes rasgos, existen tres tipos de relaves:
- Espesado: Implica un proceso previo de sedimentación para eliminar una importante cantidad de agua presente en el relave.    
- Filtrado: Relaves que han sido pasados por filtros, extrayendo el agua para que su humedad sea inferior a 20%.    
- En pasta: Estado intermedio entre el relave espesado y el filtrado. Su depósito no requiere compactación.

Sus Ventajas

En su reciente tesis para optar al grado de Magíster, sobre “Filtros de Prensa para Relaves”, que contó con el apoyo de Codelco, el ingeniero Marcelo Capone reafirma lo dicho anteriormente y sostiene que las tecnologías de espesado y filtrado de relaves buscan “extraer el agua contenida en los relaves antes de depositarlos en su destino final”. Enseguida detalla los objetivos que se persiguen al utilizar ambas tecnologías:

- Maximizar la recuperación de agua de proceso antes de la descarga del relave.
- Minimizar el consumo de agua fresca.
- Disponer una masa de relaves más densa y menos permeable.
- Minimizar el área de impacto de los relaves.
- Minimizar las dimensiones de la presa de relaves.

Plantea que ambas tecnologías utilizan grandes equipos mecánicos, de distintas marcas y modelos, especificando que en el caso de los filtros existen de prensa verticales y horizontales, de banda o vacío y de disco, los cuales se diferencian por sus capacidades de tratamiento, materiales de fabricación, dimensiones y otros factores. En ese contexto, revela que los espesadores de alta densidad son los más utilizados en los grandes proyectos de relaves en la actualidad, mientras que los filtros de prensa “se presentan como los principales retadores por su gran capacidad de tratamiento”.

Su trabajo también precisa que las alternativas de filtrado más usadas en relaves en Chile y en el mundo son las de banda y de prensa con placas verticales. Pero pese a su vigencia, advierte que “existe un paradigma respecto de los relaves filtrados, asumiéndose de forma muy simplista que presentan altos costos de inversión y operación, además de presentar una compleja operación y dudosa disponibilidad, por lo que se descartan fácilmente de las evaluaciones”.
Sin embargo, muchos especialistas, empresas proveedoras de estos sistemas y titulares de proyectos mineros coinciden en que su empleo va en alza por los importantes beneficios que ofrecen, principalmente ambientales.

Lea este artículo completo en InduAmbiente Nº 151 (marzo-abril 2018), págs. 76 a 78.