Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Un Ejemplo de Eficiencia

Un Ejemplo de Eficiencia

El sistema BAS es útil para tratar efluentes de procesos de celulosa kraft.

“Chile, País Forestal” no es solo un decir o un simple eslogan. Denota una realidad palpable, demostrable. Por ejemplo, en 2014 las ventas al exterior de celulosa y productos forestales explicaron el 3,4% del total de exportaciones chilenas.

Las cifras de envíos van al alza por los buenos resultados que han dado estos insumos en los distintos mercados que los demandan y los altos estándares que los respaldan. Un aporte técnico del Centro de Ciencias Ambientales EULA Chile, dependiente de la Universidad de Concepción, aporta un antecedente clave que justifica en parte lo señalado: “la madera utilizada para la producción de celulosa kraft es obtenida en forma sustentable de bosques cultivados a lo largo del país”.

Mezcla Compleja

En el proceso productivo de celulosa kraft –que ocupa madera que contiene celulosa (40-45%), hemicelulosa (20-36%), lignina (18-26%) y extractivos (2-7%)– se separan las fibras de celulosa de los demás componentes de la madera, principalmente de la lignina. Consta de 4 etapas: descortezado, astillado, digestión y blanqueo.

Como consecuencia de lo anterior se producen riles con una mezcla compleja de constituyentes orgánicos e inorgánicos. “La materia prima y el proceso productivo inciden en las características físico-químicas de los efluentes”, asegura el documento del EULA, que destaca sus particularidades:

- Carga orgánica, medida como Demanda Biológica de Oxígeno (DBO5) y Demanda Química de Oxígeno (DQO).
- Color (taninos, ligninas y derivados de lignina).
- Extractivos de la madera.
- Sólidos suspendidos.

En el mismo reporte se explica que, debido a la compleja composición química de los efluentes del proceso productivo de celulosa, “es necesaria la aplicación de tecnologías avanzadas en los sistemas de tratamiento para adecuar correctamente los parámetros físico-químicos de los efluentes, reduciendo su efecto sobre el medio ambiente cuando son enviados a cuerpos acuáticos (ríos, lagos y mar). Mediante la aplicación de tecnologías de tratamiento físico-químicos y biológicos se eliminan materia orgánica y solidos suspendidos totales, entre otros”.

Libre y Adherida

Ahí se asegura también que las tecnologías biológicas pueden subdividirse, de acuerdo al tipo de biomasa, en sistemas de biomasa libre y/o adherida. Dentro de los primeros están las lagunas aireadas, implementadas por su facilidad de operación y una relativa eficiencia de eliminación de materia orgánica biodegradable (DBO5). Una alternativa al sistema de lagunas lo constituyen los lodos activados, “solución que posee eficiencias similares de eliminación de materia orgánica (DQO, DBO5). En general, son reactores más compactos, de mayor flexibilidad de operación y con menor Tiempos de Retención Hidráulico (TRH) y mayor Velocidad de Carga Orgánica (VCO)”, detalla.

Por otro lado, actualmente se emplean en esta industria sistemas que utilizan biopelículas como los MBBR, como forma de crecimiento de microorganismos en soportes móviles, generando una estabilidad y diversificación de la biomasa. Estas tecnologías presentan una mayor eficiencia en la eliminación de DQO (60-99 %) en tiempos de retención hidráulica menor a dos horas.

Revisa este artículo completo en Revista N° 137, páginas 94 a 95.