Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Para Riles y Pulpas

Para Riles y Pulpas

Las válvulas de cuchillo y de manga son muy efectivas en esas aplicaciones.



Muchas veces, el manejo de residuos líquidos industriales (riles) significa un difícil desafío para los sistemas de bombeo. Así ocurre, por ejemplo, con aquellos que presentan alta cantidad de sólidos y componentes corrosivos, como también cuando lo que se debe mover son los lodos resultantes del proceso de tratamiento.

En estos casos, es muy importante contar con las válvulas adecuadas para ejercer un control eficaz en el transporte de los fluidos.

¿Cuáles son las más convenientes? Dos especialistas entregan sus recomendaciones.  

Riles con Sólidos

Javier Barraza, Product Manager de Válvulas de Fastpack, señala que la elección de un dispositivo de control para fluidos con una elevada concentración de sólidos “depende de varios factores tales como: tipo de fluido, caudal, presiones de trabajo, porcentaje de sólidos y granulometría de los sólidos”.

En ese contexto, añade que para estas aplicaciones hay varios tipos de válvulas, entre las que destaca:

·        Válvulas de cuchillo: “Son diseñadas para producir un corte trasversal en el fluido, de ahí su nombre. Son para trabajar en condición on-off, apertura y cierre. En algunos modelos pueden trabajar con una concentración de hasta 80% de sólidos”, expone Barraza.
·        Válvulas de manga (Pinch): El especialista indica que son muy sencillas y se fabrican a partir de un tubo de goma (manguera industrial) más dos piezas de acero con un tornillo que funcionan como prensa. “Esta válvula trabaja por estrangulamiento. También es de uso en on-off, pero muchos usuarios la utilizan para realizar regulación, sufriendo desgaste prematuramente”, comenta el representante de Fastpack.
·        Válvulas de esfera: Barraza sostiene que estos dispositivos se utilizan sólo cuando la condición de presión es elevada. Y agrega: “Se fabrican con aceros especiales endurecidos, para soportar la abrasión del fluido. También son de operación on-off, si por alguna razón la válvula queda en una posición intermedia, ésta será destruida interiormente por la abrasión”.

Viscosos y Corrosivos

Los mismos tipos de válvulas descritas anteriormente, y en especial las de cuchillo, sirven para fluidos cargados con sólidos y que a la vez son viscosos y/o corrosivos, como ocurre con los lodos de plantas de tratamiento y las pulpas de algunos procesos industriales.

Max Barahona, Jefe de Mercado Industrial de la División Hidráulica Industrial de la empresa Cosmoplas, detalla: “Según nuestra experiencia, los circuitos de piping de empresas mineras, de celulosas o de plantas tratamiento de aguas y riles, tienen en común el hecho de que transportan fluidos cargados con sólidos. Y lo más usual en esos casos es ver instaladas válvulas de cuchillo, que tienen varias alternativas en cuanto a su construcción y a las características de su cuerpo, cuchilla, asientos, sellos, accionamientos. Así, hay distintos modelos que se pueden recomendar según el tipo de fluido que, por lo general, no tienen presiones altas en sus cañerías”.

Lea este artículo completo en Revista N° 117, páginas 86 a 87.