Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

 Testigo Fiel

Testigo Fiel

FWE200DH, de SICK, mide material particulado en gases húmedos.



Las emisiones resultantes de la actividad industrial requieren, previo contacto con la atmósfera, someterse a tratamiento por medio de dispositivos de control que permitan eliminar algunas de sus partículas. Así, las empresas logran cumplir con los niveles permitidos por las regulaciones vigentes.

Al interior de instalaciones como fundiciones o incineradores, los gases húmedos se limpian mediante scrubbers, antes de ser conducidos a la chimenea. Durante el proceso, los fluidos se enfrían significativamente y se saturan por medio de aplicación de humedad.

Esta operación representa un desafío para los medidores de material particulado (MP) convencionales, debido a que no son capaces de distinguir entre una partícula de polvo y aerosoles. Por lo tanto, arrojan resultados por lo general incorrectos y que indican concentraciones excesivas. Pese a ello, el usuario debe medir sus emisiones de MP de modo confiable y dentro de los límites de emisión, para luego reportarlas a las autoridades ambientales.

Con el propósito de solucionar este problema SICK puso a disposición de la industria el medidor FWE200DH, que representa la siguiente generación de equipos para medición de material particulado en gases húmedos. “Este equipo extrae gases de la chimenea de forma continua; seca la muestra en segundos, con un termociclón, y usa luz visible dispersada para tomar mediciones de alta precisión en la muestra continua”, explica Anton Schädler, gerente general de SICK Chile.

El FWE200DH está construido de manera muy compacta, permitiendo su montaje directamente adosado a la chimenea. “La sonda de gases y todas las partes en contacto con los gases húmedos de chimenea están fabricadas en PVDF, por lo que no se ven afectados por la corrosión. Mientras que el sistema de medición es de muy bajo mantenimiento, debido a que ningún componente móvil entra en contacto con los gases corrosivos”, añade.

El instrumento puede utilizarse para medición de MP después de lavadores de gases, en gases saturados –después de filtros de desulfurización– y en cualquier otra aplicación con gases de chimenea bajo el punto de rocío.

El sistema cumple con el estándar US-EPA CFR40 PS11 y es posible calibrarlo para reportar concentración de material particulado, según el procedimiento descrito en el Protocolo para Validación de Sistemas de Monitoreo Continuo de Emisiones de la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA).

Diseño Potenciado

Respecto a las operaciones de limpieza de gases en fundiciones, SICK ha incorporado varias características al diseño del FWE200DH para convertirlo en un sistema de medición de bajo mantenimiento y alta disponibilidad.

Una de ellas es la purga o soplado de la sonda. “Debido a que el polvo higroscópico que pueden emitir estos procesos se adhiere con facilidad a la parte interior del sistema de extracción, se realiza una purga automática, controlada por tiempo, que consiste en la limpieza de la parte interior de la sonda y del tubo de muestreo”, comenta Schädler .

Y añade que otra particularidad implementada es el intercambio rápido del sistema óptico de medición: “La óptica es modular y se puede intercambiar por completo en algunos segundos y sin uso de herramientas”.

El medidor, al igual que todos los equipos SICK, cuenta con el soporte de postventa, puesta en servicio, mantenimiento periódico y upgrade de SICK Life Time Services en Chile y el resto de Sudamérica. “Este servicio asegura al cliente la mejor relación precio-disponibilidad durante todo el ciclo de vida del equipo, lo que es especialmente crítico en medidores que deben reportar datos oficiales”, destaca el ejecutivo.

Además, el FWE200DH es un instrumento de última generación que se integra de forma perfecta con el punto de acceso remoto MPR (Meeting Point Router) de SICK y los servicios de monitoreo y diagnóstico remoto, que potencian los servicios en terreno ofrecidos por SICK Chile.

Artículo publicado en InduAmbiente N° 147 (julio-agosto 2017), pág. 94.