Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Verdor desde las Cenizas

Verdor desde las Cenizas

Prevenir la erosión es prioridad en zonas afectadas por los incendios.



Después de la tormenta llega la calma. Pero, dada la magnitud de la tormenta de fuego que este verano azotó la zona centro sur del país, la calma ahora implica trabajo para restaurar el terreno dañado y, por lo tanto, manos a la obra.

Estimaciones oficiales cifran en más de 500.000 las hectáreas arrasadas por los incendios forestales que afectaron a las regiones de O’Higgins, Biobío y Maule, principalmente, entre fines de enero y comienzos de febrero.

Aún en medio de la lucha contra las llamas, el Ministerio del Medio Ambiente (MMA) constituyó el Comité Nacional de Restauración Ecológica, grupo de expertos orientado a la recuperación de la flora y fauna nativa perjudicada por los siniestros, dentro y fuera de las áreas protegidas por el Estado. En paralelo, el gobierno anunció el envío de un proyecto de ley para crear el Servicio Nacional Forestal (Sernafor), entidad con la que espera fortalecer a la Onemi y mejorar la capacidad de respuesta del Estado frente a catástrofes como la reciente.

El Comité sesionó por primera vez el 31 de enero, encabezado por el Ministro del Medio Ambiente, Pablo Badenier. A este panel fueron convocados especialistas de la academia y ONGs. Entre ellos, Marcela Bustamante, presidenta de la Red Chilena de Restauración Ecológica; Sara Larraín, directora ejecutiva de Chile Sustentable; Alfredo Almonacid, coordinador de proyectos de The Nature Conservancy (TNC); Antonio Lara, ingeniero forestal de la U. Austral de Chile; Olga Barbosa, presidenta de la Sociedad de Ecología de Chile; Ricardo Bosshard, director de WWF Chile, así como representantes del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), la Corporación Nacional Forestal (Conaf) y el Instituto Forestal (Infor).

Balance

En marzo, el Comité Nacional de Restauración Ecológica volvió a reunirse. Esta vez, sumó a representantes del mundo privado, encabezados por Fernando Raga, presidente de la Corporación Chilena de la Madera (Corma), junto a delegados de CMPC y Arauco, las principales empresas del sector.

La jefa de la división de Recursos Naturales y Biodiversidad del Ministerio del Medio Ambiente (MMA), Alejandra Figueroa, aclara que el territorio afectado por los incendios corresponde no solo a superficie de bosque y matorral, sino también a humedales y sistemas acuáticos. Dentro de eso, la autoridad manifiesta especial atención por el estado del bosque de ruiles, que se vio muy dañado, como también por la situación de sitios de conservación de biodiversidad en regiones que fueron destruidos en un 95%.

Figueroa afirma que el Comité elaborará un cronograma de trabajo con el objetivo de mejorar y completar el catastro de las superficies dañadas, pero también de precisar su grado de afectación, en términos de especies, hábitat y ecosistemas.

Desde la vereda gremial, Fernando Raga destaca que más de la mitad de las plantaciones quemadas se ubican en la región del Maule, donde los principales perjudicados fueron propietarios medianos y pequeños.

Al respecto, indica que Corma hoy impulsa dos iniciativas para anticiparse a este tipo de catástrofes. Una de ellas consiste en el desarrollo, en conjunto con la Conaf y los productores, de un programa de mejores prácticas de prevención. “La idea es extenderlo a los pequeños y medianos propietarios, mediante programas similares a los acuerdos de producción limpia, que serían acuerdos de prevención”, puntualiza.

La otra línea de acción es promover que todos los municipios que posean una interfaz rural cuenten con un programa de prevención y acción de emergencia, en caso de siniestros forestales.

Contra la Erosión

De forma transversal, representantes de distintos sectores expresan su preocupación por proteger los terrenos del fenómeno de la erosión, antes de la llegada del invierno.


Lea este artículo completo en Revista InduAmbiente N° 145, marzo-abril 2017 (pág. 38).