Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Innovaciones Bajo el Sol

Innovaciones Bajo el Sol

Corfo impulsa desarrollo de tecnologías fotovoltaicas adecuadas a Chile.



Una serie de conceptos clave remiten a la misión de la Corporación de Fomento de la Producción, Corfo: competitividad, inversión, innovación, emprendimiento, capital humano, desarrollo sostenible y, por cierto, fomento y productividad.

Una de las personas que hoy más encarna, transmite y promueve la aplicación de esos “valores” es Eduardo Bitrán, Vicepresidente Ejecutivo de Corfo. “La Corporación apoya de manera neutral el emprendimiento y la innovación de las empresas, a través de programas que se han ido perfeccionando con los años. En este periodo, hay un esfuerzo particular por generar una visión estratégica y poner el foco en temas, sectores y plataformas que son fundamentales para el desarrollo del país. Estos son minería, construcción e industria de la madera, alimentos más saludables, tecnologías en salud, recursos hídricos e industria solar”.

Desarrollo Fotovoltaico

Paradojalmente, a Eduardo Bitrán se le ilumina el rostro cuando habla sobre energía solar, un ámbito que se nota le apasiona. “En Chile tenemos la mejor radiación solar del mundo en una zona muy amplia, que coincide con el principal distrito minero metálico y no metálico del planeta. Se trata también de un área muy seca y deshabitada, por lo que el almacenamiento de energía solar puede generar muchas oportunidades de innovación para desarrollar una economía sofisticada y sustentable”, afirma.

Conocedor del tema, explica que la energía solar fotovoltaica de nuestro país es distinta a la de otras latitudes, en especial a la del sur de Europa, para la cual se ha desarrollado la tecnología que se usa en el mundo. Agrega: “Acá tenemos entre un 60 a 65% más de radiación ultravioleta, lo que afecta la durabilidad de los materiales de los paneles solares. Y no existen estándares y una certificación de calidad para evaluar, en el contexto específico del norte de Chile, cuál será la vida útil de las plantas que se están instalando. Tampoco hay conocimiento especializado. Entonces, para considerar la singularidad del Desierto de Atacama, que es único a nivel mundial, se requiere desarrollar esfuerzos de investigación y conocimiento. El valor que tiene esto es muy importante: permite resolver un gran problema, puesto que las empresas del rubro que operan hoy en el norte no saben qué hacer. Porque además de la degradación de materiales por la alta radiación UV se presentan otros problemas, por ejemplo con las sales que generan corrosión y con la arena, ya que hay una necesidad permanente de limpieza”.

Dada la necesidad de generar conocimiento específico a las condiciones locales de la industria solar, Corfo está convocando a la formación de consorcios, tanto de empresas globales como nacionales, para que postulen a la implementación del programa estratégico “Desarrollo de Tecnologías de Energía Solar Fotovoltaica para Climas Desérticos y Alta Radiación”, el cual se adjudica en marzo de 2017 y plantea una hoja de ruta a 15 años plazo.

“Lo que buscamos es rediseñar los paneles e infraestructura fotovoltaica para hacerla adecuada a las condiciones del Desierto de Atacama. Si hoy el precio del MW/hora fotovoltaico, de acuerdo a las últimas licitaciones, está en cerca de 30 dólares, si somos capaces de desarrollar esta tecnología podríamos ver reducciones de más de 10 dólares. La inversión del estado chileno en este programa es de US$12 millones”, destaca el ejecutivo.

Lea este artículo completo en InduAmbiente 144 (enero-febrero 2017), páginas 90 a 91.