Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Biofactorías con Valor

Biofactorías con Valor

Narcís Berberana detalla los planes de desarrollo de Aguas Andinas. 



Los impactos asociados al cambio climático se están haciendo evidentes en la cuenca de Santiago. Así lo aseguran, con estudios a la mano, numerosos especialistas que investigan en Chile este fenómeno de alcance mundial.   

Narcís Berberana, CEO de Aguas Andinas y su grupo de empresas, va más allá y reitera repetidamente que “el cambio climático es la mayor amenaza a la que se enfrenta la humanidad. En su combate nos jugamos la vida y el bienestar de las generaciones venideras”.

Sobre sus efectos en Chile, asegura que “son conocidos. Por poner un ejemplo, en la Región Metropolitana (RM) la disponibilidad del recurso agua es inferior a 600 m3/habitante año, o sea, sólo una cuarta parte de la cantidad que la ONU considera necesaria para un desarrollo sostenible. Es una nítida situación de estrés hídrico, de una clara escasez de agua”.

Como consecuencia del grave problema, la empresa sanitaria está viendo afectada, cada vez con más frecuencia, su tarea primordial de garantizar la continuidad y calidad del servicio de producción y suministro de agua potable a los habitantes de la capital.

- ¿Qué medidas está adoptando la compañía para incorporar esta variable a su gestión?

“Para afrontar este reto es necesario incorporar una mirada global. Es así que en la política de la empresa ponemos como objetivos entornos saludables, lograr residuos cero, generación de energía positiva, reutilización del 100% de los recursos. Todo ello bajo el desarrollo de los conceptos de economía circular y generación de valor compartido. El trabajo conjunto comprometido con las comunidades y los programas de educación de nuestra juventud son un pilar básico para nuestro objetivo: la concienciación. Y, por supuesto, una gestión sostenible del recurso agua, coordinando la construcción de infraestructura con la incorporación de IoT, del big data y la innovación en la gestión avanzada. Un reto apasionante para todos nosotros como ciudadanos”.

Mayor Autonomía

Uno de los principales proyectos de Aguas Andinas para aumentar su autonomía de abastecimiento de agua potable implica la construcción y operación de seis estanques de almacenamiento en un predio de 72,5 há en el sector de San Juan de Pirque, con capacidad para 1.500.000 m3 de agua cruda para que, en caso de contingencia en el río, sea potabilizada. “Con este proyecto, la empresa aumentará la autonomía de abastecimiento a la ciudad de 9 a 32 horas en caso de turbiedad extrema que impidan utilizar el cauce del río Maipo. Esta iniciativa está cumpliendo su tramitación en el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental. Nuestra mejor estimación, sin márgenes en el camino crítico, nos marca 24 meses desde la aprobación para su entrada total en funcionamiento”, indica el ejecutivo.

Luego agrega: “Todas las iniciativas en esa línea aportan al incremento de la resiliencia del servicio, destacando las grandes infraestructuras y decenas de actuaciones diseminadas en todas las comunas y en las plantas de tratamiento. También la actualización del centro de control operativo, la gestión integral de redes, la recuperación de fuentes subterráneas... Además, vale la pena recordar la construcción de una nueva planta de producción de agua potable en el norte de la RM. Aportará 43.000 m3/día de agua superficial al sistema con mayor estrés hídrico en la napa”.

Lea este artículo completo en Revista InduAmbiente n° 146, mayo-junio 2017, páginas 52 a 54.