Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

La Formación de Ingenieros en Chile

Claudio Zaror

Zaror Claudio-Interior
Director de Diplomado en Ingeniería Ambiental
Universidad de Concepción


Chile tiene una economía abierta a los principales mercados globales. Junto a las exportaciones tradicionales de los sectores mineros, forestales, agro-alimentario y pesquero, en forma creciente hemos comenzado a posicionar los servicios de ingeniería en mercados de alta exigencia. Más aún, los acelerados cambios tecnológicos que provienen de un mundo cada vez más globalizado, impulsan procesos de innovación en casi todos los sectores de la vida social y productiva.

En este contexto, nadie podría cuestionar el papel clave de la ingeniería para enfrentar estos desafíos. Consecuentemente, nadie podría cuestionar tampoco la responsabilidad que nos cabe a las instituciones que formamos ingenieros. Hasta ahora, la educación tradicional de ingeniería ha permitido dotar al país de una vasta y diversa población de ingenieros altamente competentes, que han sido capaces de sostener el crecimiento de nuestro sistema productivo, infraestructura y servicios básicos. Sin embargo, los tiempos van imponiendo nuevas competencias en esta disciplina profesional. Junto a las capacidades científicas, tecnológicas y de gestión propias de la ingeniería tradicional, hoy se requiere de profesionales dotados de pensamiento crítico, creatividad, innovación y emprendimiento, liderazgo, sentido de responsabilidad social, conducta ética, capacidad para trabajar en equipos multidisciplinarios y en ambientes multiculturales, entre otras características que el siglo XXI impone a nuestra profesión de ingeniería.

Estamos próximos a cumplir 4 años desde que CORFO lanzó la iniciativa Nueva Ingeniería para el 2030, destinada a modernizar las facultades de ingeniería del país con la idea de alcanzar niveles de clase mundial en la formación de ingenieros, investigación, desarrollo, transferencia tecnológica, innovación y emprendimiento. Esta iniciativa pionera y visionaria está impulsando cambios profundos en nuestras escuelas y facultades de ingeniería que, sin lugar a dudas, permitirá en un futuro no muy lejano formar agentes de cambio que contribuyan al desarrollo sustentable de nuestro país.

Columna publicada en InduAmbiente 149 (noviembre-diciembre 2017), pág. 69.