Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

El Futuro de la Prevención de Accidentes

Cristián Sandoval

Cristian Sandoval -G
Presidente de AGESPRI
Asociación Gremial de Empresas Prevención de Riesgos

Quienes nos ocupamos de las materias de prevención de accidentes, sabemos que su mayor causalidad tiene que ver con la persona.  Que las conductas son influidas por múltiples aspectos que conforman la cultura de cada uno de nosotros en materia de seguridad. Sin lugar a dudas la experiencia también es un aspecto fundamental que va conformando nuestra cultura, por lo mismo, iniciar desde época temprana la generación de experiencias en materias de seguridad contribuirá a alcanzar un nivel individual y colectivo que nos permita enfrentar de mejor forma los desafíos que nos imponen, no solo la necesidad de seguridad en los ambientes laborales, sino también en nuestros hogares, lugares de esparcimiento, etc.  

Cómo llegamos a ese mejor futuro bueno, es algo que claramente nuestra generación no verá. Pero si podemos preocuparnos para que aquellas que nos sucedan, cuando ingresen al mundo laboral traigan consigo una cultura de seguridad como un valor de vida para cada persona.

Nuestros niños son el futuro de la prevención de accidentes, por ello hoy nos preocupamos que en sus colegios tengan los planes de emergencias y desarrollen simulacros. Ese ya es un aspecto integrado en su cultura, pero tenemos una deuda gigantesca con ellos ya que el país no ha sido capaz de normar aspectos que involucran escenarios donde ellos van a jugar y divertirse.

La verdad sea dicha: esto no ha sido prioridad para nadie. Si como país no somos capaces en priorizar la seguridad de nuestros niños no podemos esperar que nuestros futuros ciudadanos tengan una cultura de seguridad que se exprese en sus hogares, en la vía pública, en ambientes laborales o al conducir un vehículo.

En el año 2005 se ingresó un proyecto claramente mejorable en estas materias, pero que no ha tenido urgencia alguna para el Estado; es decir, han pasado tres gobiernos y nada. Por eso, desde esta tribuna nuestro gremio llama a saldar esta gran deuda que tenemos como país con nuestros hijos y nietos.

Columna publicada en InduAmbiente N° 148 (septiembre-octubre 2017), pág. 98.