Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Augusto Hermo de la Quintana

Director Ejecutivo de la Agencia de Sostenibilidad y Cambio Climático (ASCC).



QQ-Augusto Hermo - 180x180.jpg

Sostener y acelerar la estrategia que la institución ha venido impulsando para promover la producción limpia y los acuerdos público-privados como herramientas convenientes para las empresas que permiten avanzar hacia la sustentabilidad, saliendo de la lógica que vincula este concepto solo con aspectos ambientales y verdes. Ese es el principal objetivo que se ha propuesto Augusto Hermo como nuevo Director Ejecutivo de la Agencia de Sostenibilidad y Cambio Climático (ASCC).

Licenciado en Economía en la Universidad de Buenos Aires, con un Magíster en Finanzas y otro en Innovación, en agosto pasado asumió el liderazgo de la ASCC a la que se integró en 2018 como Subdirector de Programas y Proyectos, tras desarrollar gran parte de su carrera profesional en el sector privado.

Gracias a esa experiencia, aportó claridad en relación a las necesidades de las empresas, empujando iniciativas para promover una producción más sustentable, resiliente, inclusiva y circular. “Desarrollamos una estrategia para ayudar a las asociaciones gremiales a superar las barreras culturales, de conocimiento y de tecnología, y reconvertir su modelo de producción hacia uno más sustentable”, destaca Augusto Hermo, quien vivió 18 años en Brasil, 14 en Argentina y lleva 10 en Chile.

Hoy, desde su actual cargo, busca potenciar el trabajo de la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático, comité de Corfo que ha puesto énfasis en compatibilizar el fomento productivo con el resguardo ambiental a través de la implementación de Acuerdos de Producción Limpia. Desde que fueron categorizados como Acción de Mitigación Nacionalmente Apropiada para afrontar el cambio climático, estos acuerdos voluntarios han logrado reducir 1,5 millones de toneladas de CO2 equivalente, $70 mil millones en costos y 3 millones de m3 de agua, además de capacitar a más de 17 mil trabajadores en temas de eficiencia energética e hídrica. “Es decir, sin duda, la sustentabilidad es un muy buen negocio”, concluye Hermo.

Publicado en InduAmbiente N° 166 (septiembre-octubre 2020), pág. 86.