Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Parque Científico Tecnológico del Biobío: Una Mirada al Futuro

Claudio Zaror



Zaror 155x155 OK

Profesor Titular del Departamento de Ingeniería Química
Universidad de Concepción

Hace algunos días la Contraloría tomó razón del proyecto Parque Científico y Tecnológico (PACYT) de la Región del Biobío, dando luz verde a la entrega de fondos públicos para comenzar la urbanización de 25 hectáreas de un total de 90, contiguas al campus de la Universidad de Concepción, que serán destinadas a albergar instalaciones de alto nivel tecnológico, en un entorno natural y académico privilegiado.

Se materializa así la aprobación por parte del Consejo Regional de Gobierno de una cifra cercana a los 13 mil millones de pesos, como aporte del Gobierno Regional para concretar esta emblemática iniciativa, cuya misión es dinamizar el tejido productivo de la región del Biobío con vistas al siglo XXI, constituyendo un polo de innovación y desarrollo de nuevas tecnologías.

A nivel internacional, los parques científicos y tecnológicos han demostrado ser componentes fundamentales de los ecosistemas de innovación y emprendimiento, ya que catalizan la vinculación activa entre individuos e instituciones públicas y privadas, incluyendo a universidades, centros de investigación, empresas, inversionistas, emprendedores, y otros actores relevantes. En este contexto, el PACYT permitirá fomentar la innovación, desarrollo y comercialización de nuevas tecnologías, al contar con una infraestructura de apoyo de clase mundial, sumada a capacidades para favorecer la creación y crecimiento de nuevas empresas a través de procesos de incubación, spin-off y aceleración. De este modo, se responde a la urgente necesidad de contar con capacidades que permitan diversificar la matriz productiva regional y nacional, e incrementar nuestra competitividad en el mercado global.

La Región del Biobío posee una reconocida fortaleza académica y base productiva, caracterizada por una larga tradición de emprendimiento que le permitió constituirse en el principal polo de desarrollo industrial del país durante el siglo XX. Con esta iniciativa, la Región volverá a posicionarse a la vanguardia del proceso de transformación de la base productiva de nuestro país, en los albores de la 4ª revolución industrial.
¡Bienvenido al mundo y larga vida, PACYT Biobío!

Columna publicada en InduAmbiente 158 (mayo-junio), pág. 79.