Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Claros en el Bosque

Claros en el Bosque

La Política Forestal 2015-2035 plantea metas concretas.

El 3 de mayo pasado fue un día bien significativo para quienes trabajan y viven en torno a los bosques en Chile. Es que en esa fecha se oficializó la Política Forestal 2015-2035 que establece los lineamientos sectoriales para avanzar hacia un desarrollo forestal sustentable, inclusivo y con equidad social.

Según autoridades de Gobierno, esta nueva política pública responde a la necesidad expresada por los distintos actores del sector y por las comunidades de repensar un modelo de desarrollo forestal que ya cumplió su ciclo. Así lo expresó el Ministro de Agricultura, Carlos Furche, durante la presentación de este documento: “Necesitamos una nueva visión de futuro para el sector, que considere los requerimientos actuales de la ciudadanía y de quienes se vinculan con los recursos vegetacionales de nuestro país. Una visión que asegure la participación de todos y todas en los beneficios que genera el bosque, sin que nadie quede excluido de ese progreso. Hay un consenso entre los actores sectoriales, y así quedó establecido en esta política forestal, en torno a esta nueva visión centrada en un desarrollo forestal sustentable. Por lo tanto, esto es una muy buena noticia para Chile”.

Cuatro Áreas

Haciendo un parangón con lo que ocurre con los árboles, bien se podría decir que la Política Forestal 2015-2035 tiene raíces poderosas que la sostendrán en el tiempo, permitirá que crezcan sus ramas y finalmente dé los frutos que todos esperan de ella. Así se desprende de lo que han expresado distintos actores que trabajaron durante un año y tres meses para dar vida a este documento.

Esa labor fue liderada por el Consejo de Política Forestal, conformado por 31 representantes de diversas instituciones y organizaciones, públicas y privadas, del sector. Aarón Cavieres, director ejecutivo de la Corporación Nacional Forestal (Conaf) y presidente de dicho Consejo, señala al respecto: “Una de las grandes fortalezas de esta Política es el proceso que llevamos adelante para generar este documento, en un sector que en el último tiempo ha tenido visiones bastante polares, por lo que había una creciente divergencia en torno a su visión de futuro. En este Consejo están todos los actores, que en algunas materias tienen miradas totalmente distintas, y logramos crear un espacio de confianza que ha permitido articular el diálogo y llegar a acuerdos sobre un futuro donde todos se sienten representados”.

La directora ejecutiva de Fundación Terram, Flavia Liberona, también integró el Consejo y valora el trabajo realizado: “Es muy importante que contemos con una Política Forestal a 20 años. Esto permite saber dónde estamos y hacia dónde queremos encaminar el sector. Hay que destacar además que éste es un esfuerzo de múltiples actores, en el cual se identificaron los cuatro objetivos generales sobre los cuales se estructura la Política”.

Este documento plantea un nuevo modelo de desarrollo forestal que apunta a mantener la alta productividad del sector, pero también busca hacerse cargo de los desafíos que existen en materia social, económica y medioambiental.

Para ello, se desarrolló un trabajo en el que participaron cerca de 200 personas, en talleres y reuniones realizadas tanto en Santiago como en regiones, que abordaron cuatro grandes temas: institucionalidad forestal, productividad y crecimiento económico, equidad e inclusión social, y protección y restauración del patrimonio forestal.

En cada caso, se definieron objetivos y metas a 4, 10 y 20 años, con indicadores claros para medir su cumplimiento.


Lea este artículo completo en InduAmbiente N° 140 (mayo-junio 2016).