Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Apuesta Saludable

Apuesta Saludable

Hospitales de alta complejidad ejecutan planes de eficiencia energética.



Los hospitales en Chile tienen un alto consumo energético asociado al uso de calefacción e iluminación, entre otros ítems, que les impiden destinar sus recursos a otras necesidades más urgentes en el ámbito de la salud.

Para mejorar esta situación, el Ministerio de Energía y la Agencia Chilena de Eficiencia Energética están impulsando la implementación de planes de eficiencia energética en todos los hospitales de alta complejidad del país. La iniciativa contempla la inversión de $10.000 millones durante los próximos cuatro años y, sin duda, resultará muy beneficiosa para estos recintos y para el país en su conjunto.

Ahorro y Descontaminación

Durante el año 2015, serán 14 hospitales los que implementarán programas de eficiencia energética con una inversión de $3.000 millones. En su conjunto, estos recintos consumen 136,8 GWh/año y la aplicación de estas medidas garantiza un ahorro estimado mínimo de un 13% (17,3 GWh/año), cifra que puede aumentar considerablemente dependiendo del proyecto particular que se ejecute. De esta manera, la inversión se recuperará en dos años promedio y se evitará la emisión de 7.450 toneladas de dióxido de carbono (CO2), equivalente al consumo anual aproximado de 6.100 viviendas.

Este año también se desarrollarán los diagnósticos de 21 hospitales, los cuales ejecutarán sus proyectos entre 2016 y 2017. En total son 35 recintos participantes.

Esto se suma al trabajo de reposición y normalización que se está desarrollando en los restantes 27 hospitales de alta complejidad que existen en Chile, cuyos proyectos incluyen criterios de eficiencia energética. Así, el universo total de estos recintos (61) contará con desarrollos en esta materia.

Esta iniciativa se enmarca en el Programa de Eficiencia Energética en Edificios Públicos, implementado por la AChEE, que busca mejorar y optimizar el uso de la energía de dichos recintos, a través del uso de tecnologías y buenas prácticas en iluminación, calefacción y automatización, como también incorporando herramientas para desarrollar sistemas de gestión de la energía. En el caso de los hospitales, todo esto permitirá mejorar la tecnología y el confort de las instalaciones, lo que significa un aporte a la comunidad hospitalaria en general.

El director ejecutivo de la AChEE, Diego Lizana, señala que “la importancia de este programa y su ejecución radica en que los ahorros energéticos permitirán a estas instituciones ahorrar dinero, contaminar menos y, sin duda, ser casos de éxito reales que todas las organizaciones públicas y privadas debieran replicar”.

Propuestas Eficientes

Los 14 hospitales en que este año se implementarán los programas de eficiencia energética son: Instituto Traumatológico Dr. Teodoro Gebauer, Hospital San Juan de Dios, Hospital Clínico San Borja-Arriarán, Hospital de Niños Dr. Luis Calvo Mackenna, Instituto de Neurocirugía Dr. Alfonso Asenjo, Instituto Nacional del Tórax, Hospital Santiago Oriente Dr. Luis Tisné Brousse, Complejo Hospitalario San José, Hospital Clínico de Niños Dr. Roberto del Río, Instituto Nacional del Cáncer Dr. Caupolicán Pardo Correa, Instituto Psiquiátrico Dr. José Horwitz Barak, Hospital El Pino, Hospital Padre Alberto Hurtado y Hospital Barros Luco Trudeau.

Para implementar dichos planes se presentaron 74 propuestas que son revisadas por un comité de la AChEE. La Agencia asignará solo una postulación por cada recinto beneficiado para que comiencen a desarrollarse en junio.

Lea este artículo completo en Revista 134, páginas 28 a 30.