Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Esfuerzo Austral

Esfuerzo Austral

Proyectos para mejorar disposición final de residuos destacan en Magallanes.



Las Torres del Paine, el estrecho de Magallanes, la cordillera de Darwin y los hielos eternos de la Antártica son sólo algunos atractivos que distinguen a la región más austral de Chile. Una zona que se caracteriza por un patrimonio natural muy singular que se busca resguardar por medio de diversas iniciativas.

En ese contexto, el Secretario Regional del Ministerio del Medio Ambiente de la Región de Magallanes y Antártica Chilena, Claudio Casiccia, asegura: “Este año ha sido muy provechoso en términos ambientales para la Región”.

Y destaca como ejemplos los proyectos para mejorar la disposición final de los residuos y las acciones para proteger la biodiversidad, entre otros avances que revisamos a continuación.

Rellenos a la Vista

A diferencia del resto del sur de Chile, en general la Región de Magallanes presenta buenos índices de calidad del aire, toda vez que sus características meteorológicas y geográficas, así como la ausencia de grandes emisores, favorecen la dispersión de las partículas contaminantes. No obstante, desde el año pasado en Punta Arenas opera una estación de monitoreo de material particulado fino que permite recoger información al respecto.

En ese contexto, el foco de las preocupaciones ambientales está puesto en otras áreas como la gestión de los residuos. En ese ámbito, durante 2015 se han registrado progresos relevantes gracias a la implementación de un Plan Regional para abordar esta temática. Además, existen recursos asociados al Plan de Zonas Extremas para construir rellenos sanitarios en las provincias de Magallanes y Tierra del Fuego. “Actualmente se están realizando los estudios para definir los mejores sitios de disposición final”, informa Casiccia.

Añade que en la provincia de Última Esperanza se está habilitando el primer centro integral de manejo de residuos sólidos domiciliarios para las comunas de Puerto Natales y Torres del Paine. “Se espera que la construcción de este centro finalice este año”, apunta.

La autoridad plantea también que no se han detectado problemas con la gestión de residuos sólidos industriales, dado que las empresas generadoras cumplen con lo estipulado en las resoluciones de calificación ambiental. “De igual manera, con la obligatoriedad de declarar los residuos al sistema Ventanilla Única RETC, existe una auto-regulación del manejo y los volúmenes generados”, asegura.

Otra iniciativa interesante en esta área fue la firma de un convenio por más de $185 millones, que ejecuta la Universidad de Magallanes, cuyos desafíos son determinar protocolos para la producción de compost a partir de residuos sólidos orgánicos domiciliarios, acompañado de un programa de educación ambiental dirigido a alumnos de enseñanza pre básica, básica y media. “Todos los colegios de la Región recibirán composteras y vermicomposteras para comenzar a realizar esta actividad en sus establecimientos educacionales, disminuyendo de manera significativa el volumen de basura que producen dichas escuelas”, expone el Seremi de Medio Ambiente.

En el mismo ámbito, la autoridad destaca varias actividades de limpieza del entorno realizada con establecimientos educacionales, los que además de comprometerse a cuidar y mantener limpios sus espacios, ampliaron la iniciativa a sus barrios.

Lea este artículo completo en Revista N° 137, páginas 70 a 72.