Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Til Til, un Sistema Ambiental en Crisis

Sebastián Videla

Videla Sebastian AMEC-interior
Consultor Senior


La localización de más de 13 instalaciones de residuos peligrosos en la comuna de Til Til muestra un problema no resuelto en la actual legislación ambiental, que tiene directa relación con la protección de la calidad ambiental. El artículo 11 de la Ley 19.300 es muy ilustrativo de esta situación al señalar que se refiere al riesgo para la salud de la población debido a la cantidad y calidad de efluentes, emisiones y residuos que genera el proyecto que se presenta, sin mencionar lo que sucede en el medio ambiente y en el territorio.

La calidad ambiental, que se expresa en normas primarias y secundarias, es un tema que queda en manos del Estado, en una forma reactiva, que efectivamente permite declarar zonas latentes y/o saturadas al constatar que se han superado valores de parámetros sujetos a límites establecidos por normas ambientales, y de ahí generar planes de descontaminación. Este planteamiento funciona medianamente bien para contaminación aérea, pero en otros medios, como el suelo y el agua, encierra el riesgo de permitir sobrecargar el medio ambiente cuando no se detectan analíticamente los daños que se estén produciendo.

A lo anterior se agrega que generalmente las exigencias de monitoreo se definen en función del compuesto emitido, no considerando eventuales reacciones químicas que puedan ocurrir, no sólo con lo emitido por una fuente, sino por el conjunto de ellas. En eso, la normativa ambiental chilena es débil, no habiendo asimilado conceptos científicos derivados de la teoría de control de sistemas, que distingue entre variables observables y variables no observables. Como no siempre los impactos sinérgicos son simples de detectar, ocurriendo en tiempos mayores, reducir la evaluación a situaciones visibles y de inmediata detección no guarda relación con el riesgo más letal para el ser humano y los recursos naturales, cual es la contaminación difusa expresada en el largo plazo.

El sistema de evaluación ambiental presenta brechas considerables, que explican la aprobación de proyectos sin que existan análisis territoriales y de impactos químicos sinérgicos, donde la calidad ambiental es solo un tema de posteriores consecuencias. No es así en otros países, que han introducido conceptos de capacidad de carga del medio ambiente, y que tienen sistemas de planificación del territorio. Los afectados son los que perciben que algo anda mal. Sin que necesariamente tengan una interpretación científica, manifiestan que ciertas acciones los perjudicarán.

Por ello cobra valor la participación ciudadana, no sólo como un acto formal de escuchar a la gente, sino de corregir las eventuales fallas de interpretación que tengan los estudios. La situación de la comuna de Til Til es un ejemplo clásico de legislaciones basadas en cumplir normas de emisión, que en particular tienden a ser ineficientes en la protección del medio ambiente ya que favorecen a los primeros que se instalan en un territorio, en detrimento de los últimos, que, con bastante seguridad, suelen ofrecer tecnologías superiores y de mayor protección, consecuencia del avance tecnológico y de la mayor demanda social.

Las explicaciones de autoridades en el sentido que se cumple la normativa ambiental olvidan lo principal. Y que  es que su misión no es otra que proteger el medio ambiente.}

Columna publicada en InduAmbiente N° 147 (julio-agosto 2017), pág. 29.