Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Predicar con el Ejemplo

Predicar con el Ejemplo

Los operadores turísticos deben manejar adecuadamente sus residuos. 

Cada vez hay más evidencias de que la dimensión sustentable es indispensable para que la actividad turística se desarrolle de manera adecuada. Es una visión propia del primer mundo, especialmente de países europeos, que poco a poco se ha ido instalando en Chile.

Para que lo anterior siga ocurriendo, el rol de la autoridad es fundamental. Por eso el Servicio Nacional de Turismo tiene entre sus objetivos “fomentar y velar por el desarrollo integral de los territorios para así contribuir con la sustentabilidad de los destinos y productos turísticos, que es además uno de los seis pilares de la Estrategia Nacional de Turismo y es una de las prioridades del Ministerio de Economía, Fomento y Turismo”, expone Alvaro Castilla, Director Nacional de Sernatur.

Rol Clave

A juicio del ejecutivo, en esta industria hay eslabones claves para que la sostenibilidad sea una de sus marcas registradas. Uno de éstos es el de los tour operadores, por la función que cumplen en la estructuración de productos turísticos y en su posicionamiento en los mercados a través de cadenas de distribución. “Por consiguiente, la capacidad que tienen de influir en el desarrollo de un turismo más sustentable es amplia, ya que tienen una relación con prácticamente todas las actividades y productos que forman parte de la oferta turística. Además, su accionar es efectivo, al tener una capacidad de influir sobre los flujos de visitantes que llegan a un destino y por el poder de compra que tienen frente a los proveedores locales”, precisa el manual de buenas prácticas que dedicó Sernatur a los operadores turísticos.

La guía también sostiene que éstos pueden y deben aprovechar esta “doble condición” para aportar en la promoción de un turismo que difunda e incorpore prácticas sustentables, tanto a nivel de prestadores de servicios como del destino en su conjunto.

Al respecto, pone énfasis en el liderazgo que deben asumir estos actores en la gestión adecuada de los residuos y la reducción de la huella de carbono, temas que pasamos a detallar a continuación.

Gestión de Residuos

De acuerdo al documento, la llegada de los turistas trae consigo una mayor acumulación de residuos sólidos en los puntos de destino, los que dispuestos inadecuadamente pueden provocar efectos negativos, como la contaminación de las aguas y/o el suelo, perjudicar la salud de los residentes y amenazar la biodiversidad, entre otros.

De ahí la importancia de contar con métodos eficientes de separación, recolección y disposición de los desechos, diseñados de acuerdo a la cantidad y tipos de desperdicios generados. “Un buen manejo de los residuos por parte de los tour operadores aportará a mantener una imagen atractiva del destino y de los lugares donde realizan sus actividades”, expone el manual.

Agrega que es de suma importancia que tanto los operadores como sus proveedores apliquen buenas prácticas en gestión de residuos, como las que se mencionan a continuación:

·          Comprar sólo lo necesario
·          Escoger productos con poco empaque
·          Preferir envases retornables o reciclables
·          Disminuir el uso de bolsas plásticas
·          Mantener y reparar los artículos que aún se pueden utilizar
·          Usar más de una vez las bolsas de papel y plástico
·          Idear de manera creativa usos alternativos a los envases y materiales que ya no se utilizan
·          Separar los residuos que se generan, al menos en reciclables y no reciclables

Revise este artículo completo en Revista N° 117, págs. 122 a 123 (ed. julio-agosto 2012).