Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Por Caminos Más Seguros

Por Caminos Más Seguros

Conozca recomendaciones para prevenir accidentes en vías mineras.

En los últimos cinco años, la minería chilena lamentó la muerte de 15 personas en 13 accidentes registrados en caminos interiores de las faenas o en sus vías de acceso. Una cifra que corresponde en promedio al 11% de las fatalidades ocurridas en dicho período.

Así lo señalan las estadísticas del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin), cuyo Director, Rodrigo Álvarez, informa además que la mayoría de los casos se ha producido “por el uso de vehículos livianos (camionetas) que se han volcado”.

La autoridad comenta también que en conformidad con el Reglamento de Seguridad Minera, “todo aquel camino que sea parte de la faena (caminos interiores) son fiscalizables por el Servicio; no obstante, caminos privados, públicos y otros caminos son competencia de otros servicios del Estado”.

¿Cuáles son las principales exigencias de seguridad que se hacen para la construcción y mantención de estas vías?, ¿Qué recomendaciones técnicas conviene tener en cuenta para prevenir accidentes en ellas? Eso es parte de lo que tratamos en el siguiente artículo.

Estándares de Seguridad

Rodrigo Álvarez indica que la construcción de los caminos mineros en Chile se rige por estándares de seguridad definidos en leyes y reglamentos que establecen condiciones y prohibiciones; normas que fijan metodologías estandarizadas para su desarrollo y para los materiales e insumos usados en ese proceso. A eso se suman los parámetros impuestos por las propias empresas mineras, respecto de medidas de seguridad, estándares de trabajo, control de fatalidades, buenas prácticas laborales, etc.

La autoridad añade: “El Reglamento de Seguridad Minera establece y exige la necesidad de mantención de los caminos y accesos a las faenas mineras en forma conveniente. Para facilitar la circulación, señala que éstos deben estar en buenas condiciones y debidamente señalizados. Además dice que para aquellas rampas y caminos mineros, deben considerarse las envergaduras de los equipos, haciendo énfasis en factores como las pendientes máximas aceptables para un tránsito seguro, las salidas de emergencia o desahogos que éstos deben tener, las bermas de protección y contención, las señalizaciones de advertencias, radios de curvatura, peraltes, mantención de cunetas, confección de empaladizas, mantención de obras de arte, despejes de caminos, retiros de derrumbes, control de polvo y el diseño seguro para el cruzamiento de vehículos y equipos”.

Asimismo, indica que la reglamentación nacional también incorpora medidas de operación como “luminosidad, mantención que otorga visibilidad, y caminos libres de polución. De igual manera la reglamentación entrega prohibiciones en cuanto a las velocidades máximas permitidas de los vehículos y el estado que deben tener los caminos al cierre de las operaciones”.

El Director Nacional de Sernageomin comenta que debido a los accidentes fatales acaecidos en caminos mineros, el Servicio ha trabajado con las empresas, revisando y exigiendo mayores condiciones de seguridad en el trayecto de los trabajadores. De igual modo, Sernageomin ha hecho seguimiento a los casos ocurridos, lo que ha derivado en la aplicación de acciones correctivas sobre los caminos para mejorar sus condiciones, aumentar su señalización, reforzar el conocimiento de los conductores y operarios de vehículos y equipos que transitan por estos caminos, entre otras medidas que en definitiva apuntan a velar por la seguridad de los trabajadores.

Lea el artículo completo en Revista InduAmbiente N° 132, págs. 68-71.