Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Energía Sustentable para Todos

Diego Lizana

Diego Lizana ACHEE-interior
Director Ejecutivo
Agencia Chilena de Eficiencia Energética


Los desafíos de la Agencia Chilena de Eficiencia Energética en 2017 parten con una iniciativa que marca un hito para nuestra organización y que nos conecta con grupos humanos que juegan un rol económico, social y cultural importante en el lugar que habitan. Ellos, para quienes la energía es un punto vital, por lo general pasan desapercibidos para el resto del país. Me refiero a los crianceros de cabras de la Región de Coquimbo, a quienes recientemente entregamos un kit solar que mejorará sus condiciones de comunicación e iluminación durante su periodo de veranada en la alta cordillera.

Por primera vez nuestra organización ha comenzado a ejecutar proyectos relacionados con energías renovables, específicamente con energía solar, en el marco de las Estrategias Energéticas Locales, programa de la División de Desarrollo Sustentable del Ministerio de Energía financiado por el Fondo de Inversión Estratégica del Ministerio de Economía.

Con estas nuevas iniciativas ampliamos nuestros esfuerzos en pos de una mayor competitividad para el país y la calidad de vida de las personas en lugares donde el impacto es inmediato.

Es el caso de los crianceros de la Provincia del Limarí en la Región de Coquimbo, con quienes compartimos en las cercanías del paso El Gordito, a unos 3.200 metros sobre el nivel del mar. Ellos mantienen contratos de posturas en territorio argentino en el marco de sus tradicionales veranadas, permaneciendo en estos lugares durante toda la temporada estival con sus ganados caprinos para sostener una actividad productiva clave en esta zona.

Se puede pensar que la tecnología y actividades tradicionales como ésta no tienen mayor conexión. Sin embargo, eso está lejos de ser cierto. La iluminación y la comunicación son aspectos claves para realizar sus actividades en la alta cordillera. Por lo mismo, los kits que ahora tienen estos arrieros  –y a los cuales podrán acceder 300 de ellos en total- consisten en un panel fotovoltaico plegable de 20 watts, con accesos USB para alimentar dos linternas, una batería y una radio. Pero en concreto, el gran valor de estos elementos es que les permitirán escuchar los mensajes de sus familias a través de las emisoras locales, tener acceso a información y además  podrán tener iluminación en las noches, todo de manera autónoma.

Ellos mismos nos decían que ahora estarán en condiciones de cargar sus celulares para sacar fotos de la cordillera para sus familias, escuchar música mientras están en sus labores, realizar de mejor manera su trabajo y ahorrar dinero en pilas y que, incluso, el kit les servirá también en sus casas cuando bajen de la cordillera. ¿Qué es esto sino calidad de vida? ¿Quién podría refutar que la energía sustentable y su buen uso no contribuyen a construir una mejor sociedad? Este es un mensaje potente que queremos transmitir a través de nuestro rol.

Para nuestra Agencia es muy importante incorporar y poder demostrar que este tipo de tecnologías son necesarias en  distintas labores, que son mucho más cercanas y accesibles de lo que se cree y que pueden satisfacer necesidades concretas como las de estas personas a las que concretamente les están facilitando su día a día.

Columna publicada en la revista InduAmbiente N° 144 (enero-febrero 2017), pág. 101.