Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Firman APL para avanzar en la recuperación de aceites lubricantes usados

Firman APL para avanzar en la recuperación de aceites lubricantes usados

Alianza público-privada, impulsada por la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático, busca aumentar la recolección y mejorar la trazabilidad de este residuo.



Jueves 27 de abril de 2017.- Con el interés de iniciar la operación de un sistema de gestión colectivo que recolecte 5.600 toneladas de aceites lubricantes usados, el consorcio de empresas que integran YPF, Total, Enex y Esmax, firmó, junto a autoridades un acuerdo de producción limpia (APL) para el manejo ambientalmente racional de este residuo peligroso.

La iniciativa es impulsada por la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático y cuenta con el apoyo de los ministerios de Energía, Medio Ambiente y Salud, y del Servicio Nacional de Aduanas y Corfo.

El APL permitirá al conglomerado empresarial, que representa el 35% de las importaciones de aceites en el país, mejorar la información base del sector sobre generación y gestión de ese desecho. De este modo, permitirá a las compañías anticiparse a las metas de recolección y valorización que establezca el futuro Decreto Supremo en el marco de la Ley de Fomento al Reciclaje y Responsabilidad Extendida del Productor (Ley REP). Lo anterior, porque según la nueva normativa, tienen la responsabilidad de hacerse cargo del destino final de los productos, en su calidad de importadores y productores.

Durante la ceremonia, el gerente general de Total Chile, Marin de Montbel, destacó que el acuerdo sienta las bases para la correcta implementación de la Ley REP, abordando temas técnicos específicos de la industria. “Esperamos que el acuerdo sea un ejemplo para que más empresas de esta industria se integren a este trabajo, se comprometan y participen en los temas relacionados con el medio ambiente y el desarrollo sostenible”, señaló Montbel.

En tanto, la subsecretaria de Energía, Jimena Jara, precisó que se conformará una mesa de trabajo para definir las especificaciones técnicas del combustible líquido alternativo que se obtendrá a partir de aceites lubricantes usados, y para hacer un levantamiento de los cambios normativos necesarios para su utilización en nuevos procesos productivos.
 
Desde el sector privado, el gerente general de Enex, Nicolás Correa, explicó que “como Lubricantes Shell, tenemos una fuerte presencia en minería, donde la recuperación de los aceites lubricantes usados alcanza altos niveles gracias a una infraestructura y logística apropiadas para que este rescate se realice”.

Por su parte, para Ricardo Ferrero, gerente general de YPF Chile, “el nuestro es un país avanzado dentro de la región en lo respecta al cuidado ambiental y al manejo responsable de lubricantes usados. Consideramos fundamental que las empresas no solo pongan foco en la comercialización, desarrollo e innovación de lubricantes, sino que también tienen un deber ético de generar consciencia sobre lo relevante que es cuidar y proteger el planeta”.

Cifras
 
La complejidad del mercado de lubricantes y la variedad de usos de los productos comercializados hacen necesario establecer el concepto de generación de aceite usado, que difiere de la oferta debido a la pérdida por consumo que se produce durante su utilización.
 
Así, al año 2015, el país presentó una oferta de aceites lubricantes estimada de 170.600 m3. Por tratarse del único residuo industrial líquido considerado en la Ley REP, la pérdida por consumo significó la generación de 119.000 m3, equivalentes a 104.000 toneladas de residuos de aceites fuera de uso. De éstos, 76.000 m3 fueron eliminados en instalaciones autorizadas y 43.000 m3 tuvieron un destino desconocido.
 
De los 76.000 m3 tratados, 47.000 m3 se destinaron para co-procesamiento en plantas cementeras, 23.000 m3 se reciclaron como combustible alternativo al Fuel 6 para quema en hornos y calderas industriales, y el resto -un 7,9% del total recuperado (6.000 m3)- se regeneró para fabricar lubricantes de cadenilla y otros aceites lubricantes.