Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

La Medición “Hot-Wet”

La Medición “Hot-Wet”

El análisis en caliente-húmedo permite medir SO2 sin alterar la muestra.

Por Robert Iturrieta
Product Manager Instrumentación Analítica
Soltex Chile

Actualmente, la mantención de los sistemas de emisiones continuas en chimeneas (CEMs) es un servicio de constante demanda y alta exigencia en cuanto a la confiabilidad de la medición.

Consciente de aquello, Ametek Process, ha desarrollado un analizador de dióxido de azufre (SO2) con un tratamiento de la muestra distinto de los métodos que se utilizan habitualmente.

Se trata de la medición “Hot-Wet”, en caliente/húmedo en español, en la cual la muestra de gas de la chimenea se mantiene íntegramente durante el análisis. Su objetivo primordial es evitar la condensación de niebla ácida o vapor de agua. La muestra se analiza en general a una temperatura diferente de la del proceso (esto puede ser más caliente o más fría), pero la composición de la muestra nunca es alterada, con importantes beneficios.

Más Preciso

El análisis “Hot-Wet” es especialmente adecuado para la medición de las emisiones de SO2 en Unidades de Recuperación de Azufre Clauss (SRU) de refinerías de petróleo y en fundiciones de cobre utilizando los analizadores de SO2 Ametek.

En algunos procesos se puede generar cantidades significativas de trióxido de azufre (SO3), así como temperaturas extremas durante condiciones irregulares. El SO3 es muy corrosivo y puede dañar los analizadores que manejan o manipulan la muestra en “Cold-Dry” (frío/seco en español), junto con reducir la fiabilidad y precisión del análisis.

Cuando la muestra se mantiene por encima del punto de rocío ácido, como en el caso de la medición “Hot-Wet”, el mantenimiento es más simple y se reduce la manipulación de la muestra, lo que se considera una buena práctica analítica.

En los sistemas “Cold-Dry”, cuando se elimina el agua, algunos componentes pueden ser removidos. Por ejemplo, si una muestra que contiene una cantidad limitada de SO2 es enfriada por debajo del punto de rocío del agua, una parte del dióxido de azufre se disolverá en el agua provocando una reducción del compuesto que se mide en la fase de vapor, alterando los resultados de la medición. Además, si la muestra se enfría hasta el punto donde condensa el SO3, se podría dar lugar a la corrosión.

Extractivo y Directo

El analizador Ametek es totalmente extractivo y de medición directa. La celda de la muestra y todos los componentes en contacto con ella se calientan por encima de los puntos de rocío de todos los gases, sin cambio de fase, a través de un horno calefaccionado eléctricamente para mantener el control preciso de la temperatura. Esta forma de manipular el gas es compatible con la medición de emisiones de flujo másico (Kg/hr) de SO2 cuando un monitor de flujo tubo-pitot se agrega a la sonda de muestreo instalada en la chimenea.

No hay partes móviles en los equipos. En un sistema “Hot-Wet” el gas se extrae a través del analizador con un aspirador impulsado por aire y no requiere una bomba para extraer la muestra, las cuales necesitan también de mantención.

El sistema de extracción y acondicionamiento de la muestra de los analizadores Ametek incorpora filtros diseñados y especificados según el tamaño y cantidad de partículas. Además, un sistema de auto-limpieza, llamado Blowback, sopla aire presurizado desde el interior de la sonda en intervalos de tiempo,  con el fin de remover la acumulación de partículas en el filtro.

Tanto la sonda como la línea de muestreo son calefaccionadas para evitar taponamiento por condensación de los gases en el interior del sistema.

Revise el artículo en Revista InduAmbiente N° 134, pág. 92.