Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Mejora Continua

Mejora Continua

Un avance sostenido en su desempeño ambiental presenta minera Collahuasi.

Lograr un desarrollo sustentable es una aspiración que hoy declara gran parte de las empresas. Y para ello una condición insoslayable es mejorar de manera permanente los estándares de desempeño ambiental.

Eso es algo que tienen claro en la compañía minera Doña Inés de Collahuasi, la cual en los últimos años muestra un avance sostenido en áreas como reciclaje y uso eficiente de la energía y del agua.

Al mismo tiempo, se impone nuevos desafíos en estas y otras áreas, con miras a trabajar en armonía con su entorno natural y humano.

Energía y Huella de Carbono

Collahuasi muestra un desempeño destacado en materia energética, lo que también apunta a reducir su huella de carbono para aportar al objetivo global de mitigar el cambio climático.

La compañía “es la primera minera en contar con suministro eléctrico con una planta fotovoltaica de carácter industrial de 25 MW (llamada Pozo Almonte Solar), la cual en horas de sol, puede generar hasta el 13% de su consumo total. Además, en noviembre de 2014, la empresa presentó la solicitud de concesión de explotación geotérmica en tres áreas cercanas a su faena minera”, destacan.

Asimismo, suscribió, como miembro del Consejo Minero, un convenio de eficiencia energética con el Ministerio de Energía, comprometiéndose a implementar un sistema de gestión con estándares internacionales, a incluir dicha variable desde la fase de diseño de sus proyectos y a promover este concepto entre las empresas contratistas, entre otras acciones.

De este modo, a través de un sistema de gestión de energía, hoy la compañía articula los esfuerzos de las distintas gerencias por optimizar el consumo de este importante recurso. Como resultado de ello, los índices también han ido mejorando con los años: en 2014 el consumo de energía bajó a 22,5 Gj por tonelada de cobre fino producida. Eso se traduce, por ejemplo, en un ahorro de 11.005 MWh sólo en las faenas de Puerto Patache, gracias al aumento de la eficiencia en la planta de molibdeno y en la planta de filtrado, entre otras áreas.

Mediante la mejora energética, Collahuasi también busca disminuir su huella de carbono que en 2014 fue de 2.068.991 toneladas de CO2, un 9% más que en 2013, debido a que el año pasado produjo 10% más de concentrado de cobre. En el desglose, sin embargo, se aprecia que la huella de carbono de dicho producto disminuyó un 1%, alcanzando a las 1,19 toneladas de dióxido de carbono equivalente (CO2e) por tonelada producida.

La empresa también aporta a la sustentabilidad energética de la región, con iniciativas muy valoradas por la comunidad como la entrega de iluminación solar a pequeñas comunidades como Caleta Cáñamo y Huatacondo, y proyectos de bombeo solar de agua a familias locales.

Cuidado del Agua

Las operaciones de Collahuasi se emplazan en el altiplano de la Región de Tarapacá, en medio del desierto y cercanas a espacios con valiosa diversidad biológica, como son los bofedales Jachucoposa y La Represa, los salares Michincha y Coposa, y las vegas Chusquina y Ujina.

La empresa ha desarrollado una estrategia que busca el equilibrio entre el cuidado de los recursos hídricos, la protección de la biodiversidad y la seguridad de abastecimiento de agua para sus operaciones.

Así, en los últimos años la compañía ha aumentado de modo progresivo el porcentaje de recirculación, llegando a un 80% en 2014.


Lea este artículo completo en InduAmbiente Nº 137 (noviembre-diciembre 2015), páginas 20-21.