Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Superintendencia ordena medidas urgentes y transitorias a Salmones Blumar

Superintendencia ordena medidas urgentes y transitorias a Salmones Blumar

Extracción de especies fallecidas y recaptura de individuos vivos, entre las acciones instruidas por la SMA.



Martes 30 de junio de 2020.- La Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) ordenó medidas urgentes y transitorias a la empresa Salmones Blumar S.A., titular del centro de cultivo de salmónidos (CES) Caicura, emplazado en el seno de Reloncaví -comuna de Hualaihue-, región de Los Lagos, a raíz de un incidente alertado el día 27 de junio tras el hundimiento de 16 de las 18 jaulas que componen ese recinto.

Tras producirse la contingencia y luego de una fiscalización de la gobernación marítima de Puerto Montt y de Sernapesca, la SMA ordenó las medidas, en atención al riesgo al medio ambiente y a la salud de las personas producidos debido al colapso de estructuras, el escape masivo de peces y la posible mortalidad masiva de individuos.

De acuerdo al Superintendente del Medio Ambiente, Cristóbal De La Maza, la decisión del ente fiscalizador respecto de Caicura se fundamente, “debido a que este centro de engorda habría reportado el corte de las líneas de fondeo, lo que produjo un hundimiento de jaulas y un posterior escape de peces. Esto, por lo tanto, generó una situación de riesgo ambiental, que se está abordando a través de estas medidas en conjunto con acciones que ha ordenado Sernapesca”.
    
La primera medida ordena a la empresa establecer un programa periódico de sobrevuelos de verificación del área de la concesión y sitios aledaños, que permitan descartar el varamiento de mortalidades de peces, abarcando al menos, los sectores costeros de Caleta La Arena, Chaicas, Puelche, Cochamo y Hualaihue.

La compañía también de deberá presentar un programa de recaptura, utilizando información geográfica, considerando un análisis de riesgo que determine el posible desplazamiento de los peces escapados.

Además, la empresa deberá presentar un cronograma y programa de extracción, manejo, tratamiento y disposición de la mortalidad generada por el evento, sumado al retiro de los peces que pudieran encontrarse atrapados entre las redes de cultivo.

Otra acción será disponer las mortalidades en un lugar de destino final seleccionado, que deberá contar con un pronunciamiento sanitario, sobre la efectividad de recepcionar dicho residuo.

Adicionalmente, la firma deberá entrega de un informe de peritaje elaborado por un profesional externo, en el que se incluya la trazabilidad y comparación, desde el levantamiento de todas las condiciones ambientales que dieron origen a la memoria de cálculo de fondeo y la posterior instalación de las estructuras de cultivo; y evaluación del estado de todos sus componentes (sistema de fondeo, módulos y redes de cultivo).