Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Superintendencia del Medio Ambiente formuló cargos contra Gasmar

Superintendencia del Medio Ambiente formuló cargos contra Gasmar

Sin establecer una vinculación directa con los episodios tóxicos de Quintero, la SMA detectó deficiencias en el funcionamiento del sistema de antorcha de la empresa.



Lunes 10 de septiembre de 2018.- A partir de los episodios tóxicos ocurridos en Quintero durante la semana del 20 de agosto, la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) fortaleció sus capacidades en la zona. Así, el organismo redistribuyó su personal y recursos técnicos, de manera tal que ahora se encuentra trabajando en régimen de turnos durante los siete días de la semana.

Como resultado de esta labor, y luego de dos semanas de realizar mediciones y diligencias diversas para determinar responsabilidades de las emanaciones que dejaron más de 300 personas con síntomas de intoxicación en Quintero y Puchuncaví, la SMA la semana pasada formuló cargos a ENAP.

Mientras que hoy, el ente fiscalizador hizo lo propio en contra de Gasmar, que opera una planta de almacenamiento de gas licuado de petróleo (GLP), emplazada en la ruta F-30, camino Concón-Puchuncaví, en la comuna de Puchuncaví.

Basada en las fiscalizaciones que incluyeron visitas de inspección, requerimientos de información y declaraciones de operarios y ejecutivos de la empresa, la SMA formuló cargos por deficiencias en el funcionamiento del sistema de antorcha con relación a flujos de gas barrido y de gas piloto, que resultaron inferiores a lo comprometido en la RCA que regula esa actividad.

Lo anterior se califica como “grave”, por incumplimiento de una medida establecida en su autorización ambiental destinada a eliminar o minimizar los efectos adversos del proyecto.

No habría relación con episodios tóxicos

Sin embargo, la Superintendencia señaló que, de acuerdo a los antecedentes recopilados, “no entregan elementos suficientes, por ahora, como para imputar responsabilidad en los lamentables episodios de contaminación que afectaron a los vecinos de la zona durante la semana del 20 de agosto recién pasado”.

Adicionalmente, la SMA formuló cargos a Gasmar por otras inconformidades: falta de acreditación del mantenimiento de la antorcha y equipos conexos; incumplimiento de la obligación de adecuado manejo de residuos peligrosos y la falta de respuesta íntegra a un requerimiento de información formulado por la Superintendencia en 2017.

Una vez notificada la formulación de cargos, la empresa tendrá un plazo legal de 10 días hábiles para presentar un programa de cumplimiento, o de 15 días hábiles para plantear sus descargos, conforme al procedimiento previsto en la Ley Orgánica del organismo.

Para más detalles, ingresar al Sistema Nacional de Información de Fiscalización Ambiental (SNIFA).