Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Relacionamiento comunitario en tiempos de Coronavirus

Claudia Serrano



Columna de Opinión - Claudia Serrano 155x155.jpg
Asesora Social Senior en Gestión Ambiental Consultores

Desde marzo en adelante, instalado el Covid-19 en Chile, nos hemos enfrentado a una masiva situación de confinamiento para proteger la salud. El escenario actual y la transformación de las relaciones sociales producto del distanciamiento abre la preocupación por proteger el vínculo con las comunidades. Hoy es importante acercarse a los grupos de interés utilizando las distintas alternativas que existen para comunicarnos.

En un primer momento, las empresas han optado por estrategias de protección interna, aplicando medidas como protocolos de higiene, teletrabajo y distanciamiento social para sus trabajadores y colaboradores directos. Esto se ha extendido también a sus clientes.

Asimismo, es vital que las compañías presten atención a las comunidades y grupos de interés de los territorios donde operan. La percepción que ellos tengan sobre la forma en que las empresas se desenvuelven en la crisis, será fundamental para mantener el vínculo y la relación a largo plazo. El desafío para las compañías es relacionarse con sus stakeholders de manera clara y oportuna, respetando las normas de distanciamiento que hoy son parte de nuestras vidas. Deberán hacerlo acudiendo a estrategias no presenciales que sean creativas y adecuadas a las circunstancias, así como regulares y capaces de ofrecer seguridad, continuidad y eficacia para mantener y reforzar el vínculo y la confianza social.   

Una estrategia de este tipo debería enfocarse en: a) no perder la relación con la comunidad, sino modificarla y ajustarla a la nueva realidad mostrando cercanía y disponibilidad de apoyo en materia sanitaria; b) proteger y fortalecer las relaciones a largo plazo; c) instalar una nueva forma de relacionamiento comunitario y nuevas metodologías de participación.

El cambio pasa por innovar en metodologías de contacto, información, vinculación y participación. Se requieren módulos adaptativos y novedosos que hagan uso de la tecnología en forma amigable. Así, los principios generales del  relacionamiento comunitario en tiempos de Coronavirus son: utilizar medios remotos para mantener el contacto y permanecer atento y cercano a la comunidad; tener disponibilidad remota y disposición presencial ajustada a recomendaciones sanitarias; generar instancias de participación basadas en intercambios bilaterales regulares con líderes y dirigentes, más que asambleas o reuniones, usando metodologías que aseguren que esas conversaciones lleguen a las familias; y, como siempre, transparencia activa en la toma de decisiones sobre asuntos de interés colectivo, que sea oportuna, accesible y entendible.

Columna publicada en InduAmbiente N° 164 (mayo-junio 2020), pág. 29.