Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Passivhaus impulsará eficiencia energética en construcciones

Passivhaus impulsará eficiencia energética en construcciones

Estándar de certificación busca garantizar edificaciones con consumo de energía casi nulo y bajas emisiones.



Jueves, 8 de agosto de 2019.- Un importante aporte para avanzar en el uso eficiente de la energía en el área de la construcción y para alcanzar la meta de ser país carbono neutral al año 2050. Así calificó la Ministra del Medio Ambiente, Carolina Schmidt, la próxima implementación en Chile del estándar de certificación Passivhaus, sistema que se ha adoptado exitosamente en Europa para lograr la meta de edificaciones de casi nulo consumo energético y bajas emisiones.

La Secretaria de Estado participó hoy junto a los principales actores de la industria inmobiliaria y organizaciones asociadas al desarrollo sustentable, en el seminario "Estrategia Passivhaus contra la Pobreza energética", que marcó el lanzamiento del Instituto Passivhaus Chile, primera filial latinoamericana del Passive House Association (iPHA) y representante de este estándar de construcción eficiente de origen alemán con más de 30 años de existencia en el mundo.

En la ocasión, la Ministra Schmidt destacó la alianza público-privada con esta fundación sin fines de lucro para impulsar sistemas de construcción que permitan garantizar el uso eficiente de la energía, sobre todo considerando la contaminación atmosférica que se produce en las viviendas por el uso de leña como calefacción. "Es clave avanzar en medidas que nos permitan cambiar nuestro sistema (de construcción) y crear los incentivos para que los sistemas de calefacción de los hogares sean más eficientes y que no requieran calefacción. Por eso, esta alianza público-privada es la mayor fuente de cambios y mayor forma de incentivar los cambios que necesitamos. Tener un sistema de certificación, de incentivos para utilizar sistemas de construcción que permitan garantizar el uso eficiente de los recursos y ojalá no usar sistemas de climatización, es clave para poder tener un sistema de uso más eficiente de la energía y de menor contaminación", planteó.

Asimismo, destacó la importancia en poner foco en el área de las viviendas para lograr la meta país de ser carbono neutral al año 2050, y puso hincapié en el aporte que pueden realizar los actores de esta industria para lograr las transformaciones que el país necesita en orden a bajar sus emisiones de gases invernadero (GEI), que alcanzan un 0,25% a nivel global.

Sustentabilidad y calidad de vida

Osvaldo Carvajal, presidente del mencionado Instituto, indicó que "a través de la adopción del estándar Passivhaus en Chile buscamos favorecer el desarrollo sustentable y mejorar la calidad de vida de los chilenos". Agregó que la realidad del calentamiento global exige, impulsa y obliga a profundos cambios sociales en el mundo.

El seminario contó con la presentación de expertos nacionales e internacionales, quienes abordaron proyectos y experiencias exitosas que se han realizado en el mundo, además de los beneficios que este estándar de certificación puede realizar a la industria constructiva chilena, como una herramienta valiosa para mitigar las emisiones de CO2 y combatir el cambio climático.

Entre ellos, destacaron los españoles Koldo Monreal, consultor y gerente de Onhaus, y Germán Velásquez, socio de VArquitectos, quienes estuvieron involucrados en el proyecto de la Torre Bolueta en Bilbao, un edificio residencial de integración social de 20 pisos, que es el más alto del mundo con el estándar Passivhaus. Ambos expertos abordaron la experiencia recorrida en Europa, y específicamente en España, para que esta certificación se posicionara como el Gold Estándar en el desarrollo de edificaciones de casi nulo consumo energético.

Por su parte, Rolf Thiele, director técnico del Instituto Passivhaus Chile, explicó los aspectos técnicos del estándar constructivo, tomando como ejemplo algunas experiencias que no alcanzaron a ser certificadas en el sur de nuestro país y el edificio residencial que se está construyendo en Ñuñoa, y que es el primero que está en proceso de certificación Passivhaus en Chile y Latinoamérica, poniendo a nuestro país como pionero en el desarrollo de las Edificaciones de Casi Nulo Consumo Energético a nivel regional.

Cabe indicar que las edificaciones con certificación Passivhaus deben cumplir un consumo igual o menor de 15 kWh por metro cuadrado al año para la demanda de calefacción en invierno o enfriamiento en verano, lo que presenta un ahorro energético de 90% en comparación con otra construcción o edificio convencional en Chile, que consume un promedio de 192 kWh por metro cuadrado al año.

En relación al cambio climático global, la certificación de edificación Passivhaus se ha consolidado en Europa, América de Norte y China, principalmente por la madurez de sus soluciones a nivel global y la sencillez del propio protocolo de certificación, considerándolo como la solución al impacto que generan las edificaciones convencionales para el medio ambiente, que representan aproximadamente un 40% del consumo de energía a nivel global (United Nations Enviromental Program) y el mayor aporte en las emisiones de CO2.