Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Panificadoras acreditan estándares sustentables tras culminar primer APL del sector

Panificadoras acreditan estándares sustentables tras culminar primer APL del sector

Pymes de la RM redujeron consumos de agua y energía, como también el contenido de sodio en la producción.



Jueves 9 de enero de 2020.- Con una inversión privada de $63 millones y ahorros anuales que superan los $132 millones en gestión de energía, agua y residuos, 18 empresas de la industria panificadora de la Región Metropolitana obtuvieron la certificación de la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático, tras culminar exitosamente el primer Acuerdo de Producción Limpia (APL) del sector.

El APL fue articulado por la Asociación Gremial de Industriales del Pan de Santiago (Indupan A.G.).

La acreditación reconoce el trabajo desarrollado por las pymes panaderas desde 2015, cuando se firmó el acuerdo, lo que les permitió cumplir el 100% de las metas comprometidas y así mejorar sus estándares productivos y ambientales.

Entre los resultados de la implementación del acuerdo destaca la reformulación del contenido de sodio en el pan a granel. Así, se alcanzó una reducción del 26% en promedio, lo que supera ampliamente la meta comprometida del 10%.

“Estamos orgullosos del trabajo que han realizado estas panaderías y pastelerías socias, ya que se convierten en un ejemplo para el sector de cómo mejorar los estándares, sin dejar de lado la necesidad de ser rentables. Esperamos que muchas más empresas puedan sumarse a estos esfuerzos, nosotros como asociación brindaremos toda la asesoría posible para ayudar a nuestros socios a tener empresas más sustentables”, comentó José Carreño, Presidente de Indupan.

Por su parte, Giovanni Calderón, Director Ejecutivo de la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático, valoró el compromiso de las empresas por consolidar la producción del pan de la mano de la sustentabilidad y la seguridad alimentaria.  

“En una industria tan heterogénea como la panadera, el resultado de este APL ha sido muy positivo porque permitió estandarizar procesos, incorporar buenas prácticas, mejorar protocolos y reducir el consumo de los recursos, todo bajo un sistema de trabajo colaborativo que generó nuevas oportunidades para este sector”, destacó.

Menos consumo de agua y energía

Los logros de las 18 empresas significaron además relevantes avances como la disminución de los consumos de agua (7%) y energía eléctrica (14%), menores emisiones atmosféricas por uso de petróleo (31%). Asimismo, se dejó de enviar un 12% de residuos sólidos a rellenos sanitarios y se aumentó en un 100% la valorización de vidrios, metales y cartón; el 99% del papel y el 67% de los plásticos que genera la actividad de las panificadoras.

Con el apoyo de los Ministerios de Medio Ambiente, Salud, Energía y la Agencia Chilena para la Calidad e Inocuidad Alimentaria, el APL consideró un proceso de modernización de la panadería tradicional que incluyó además la incorporación de buenas prácticas de manufactura e inocuidad alimentaria, capacitación para los trabajadores y procedimientos de trabajo seguro.

Actualmente, Chile es el mayor consumidor de pan en Latinoamérica y el tercero a nivel mundial después de Alemania y Turquía. La elaboración de pan es la sexta actividad manufacturera más importante del país y se sitúa en el primer lugar en el ranking del rubro de los alimentos procesados, con ventas que bordean los US$1.000 millones, con un nivel de empleo de 25 mil trabajadores.