Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Cómo Mejorar el Marco Legislativo de SST

Cristián Sandoval

Cristián Sandoval 155X155
Presidente de Agespri (Asociación Gremial de Empresas de Prevención de Riesgos)


En esta columna, no en pocas ocasiones, hemos señalado la necesidad de modernizar la ley marco y sus reglamentos sobre accidentes laborales y enfermedades profesionales, que ya cumple 50 años de vigencia.

Hoy se realizan muchos esfuerzos al incorporar circulares y protocolos a los que se les da una jerarquía jurídica como una forma de avanzar, pero esta metodología es frágil y no soluciona, en absoluto, los temas de fondo.

Cuando se analiza cómo se mejora a nivel mundial la legislación en temas de Seguridad y Salud del Trabajo (SST), se concluye que la participación de los trabajadores, sindicatos, la administración del Estado, la academia, empleadores y en general todos los stakeholders es primordial, ya que aportan con diversas propuestas que han sido elaboradas desde la particular óptica de cada uno. Estas ideas son mejoradas y adaptadas, de modo tal que su implementación genere impactos positivos en materias de accidentalidad y cultura laboral. La elaboración técnica de la regulación misma, eso sí, es desarrollada por las organizaciones gremiales de empresas y colegios profesionales, no con alguna óptica política o particular, sino con un enfoque de prevención y protección. Esta visión es común en países desarrollados.

Es así cómo avanza la normativa técnica a nivel mundial, muy lejos de lo que ocurre en nuestro país. ¿Será esta situación producto de nuestra propia falta de estructura y participación?

Digo esto para no mirar la paja en el ojo ajeno. Evidentemente en Chile hoy no tenemos instancias de mejoras legales estructuradas y participativas, donde la responsabilidad no es solo de la administración del Estado (que por cierto tiene la obligación de generar estas estructuras); sino también de nosotros los privados, los cuales pasamos a ser un ente contemplativo a la espera que otros hagan “la pega”.

Cada gobierno, en las últimas décadas, ha tratado de incorporar mejoras durante su periodo. El gobierno anterior, por medio de la “Política Nacional de Seguridad”, señaló una hoja de ruta. Este instrumento puede ser muy cuestionable y lento en su avance, pero es mejor que el vaso vacío.

Columna publicada en InduAmbiente 153 (julio-agosto 2018), pág. 83.