Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Informe del IPCC advierte que el nivel de mar podría aumentar casi un metro en 2100

Informe del IPCC advierte que el nivel de mar podría aumentar casi un metro en 2100

Acelerado incremento ocasionaría el desplazamiento de millones de personas en zonas costeras.



Miércoles 25 de septiembre de 2019.- El nivel del mar podría subir más de un metro de aquí al año 2100 si es que se mantiene el actual aumento de las temperaturas, señala un informe del Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC, por su nombre en
inglés).

El reporte, escrito por más de cien científicos climáticos y basado en casi 7 mil documentos, expone la gravedad de los impactos climáticos por los que atraviesan los océanos y la criósfera (áreas congeladas de la Tierra).

Según las conclusiones del organismo, presentadas hoy en Mónaco, el calentamiento del planeta también ha subido la temperatura de los océanos, que son más calientes, más ácidos y menos productivos. Asimismo, señala que fenómenos extremos como El Niño a futuro serán cada vez más frecuentes y severos.

Todo lo anterior forzaría el desplazamiento de millones de personas que habitan zonas costeras, junto con la pérdida de hasta el 90% de los arrecifes de coral de las aguas cálidas del planeta y mayor frecuencia -de hasta 50 veces- de las olas de calor marinas.

Adicionalmente, según el IPCC, más de 1.000 millones de personas vivirán de aquí a mediados de siglo en zonas costeras poco elevadas, especialmente vulnerables a las inundaciones y a otros eventos meteorológicos extremos amplificados por la subida del nivel del mar y el desarreglo climático.

Por otro lado, los científicos calculan que pequeños glaciares en Europa, el este de África, los Andes Tropicales e Indonesia perderán más del 80% de su masa de hielo de aquí a 2100, con el actual escenario de altas emisiones de GEI.

Con ello, se vería afectada también la calidad del agua y su disponibilidad en regiones más bajas, con implicaciones en sectores como la agricultura, el turismo o la generación de energía.

El informe del Panel Intergubernamental del Cambio Climático es el más extenso hasta la fecha acerca del impacto de la crisis climática en los océanos y la criósfera, y sus autores avisan que, aunque el mar abierto o los polos puedan parecer lejanos para mucha gente, la población depende en gran parte de ellos de forma directa e indirecta.

En un escenario menos desfavorable, el IPCC precisa que la subida del nivel del mar podría situarse entre 30 y 60 centímetros si es que las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) se redujeran fuertemente y el calentamiento climático se limitara a 2°C respecto de los niveles preindustriales.

Para revertir el panorama descrito en el reporte, el organismo de la ONU propone soluciones a través del impulso a políticas que ayuden a los gobiernos a mitigar los peores impactos del calentamiento global. Además, resalta los desafíos que enfrentan los océanos ya que sus sistemas de gobernanza cuentan con diversas barreras que obstaculizan su protección efectiva.

Tratado Oceánico Global

Según Estefanía González, coordinadora de la campaña de Océanos de Greenpeace en Chile, “tanto las acciones climáticas como la resiliencia de nuestros océanos deben ir de la mano. La crisis climática es también una crisis del océano. Los impactos de las emisiones de carbono en los océanos son mayores y más rápidas de lo que estaba previsto. El océano está absorbiendo grandes cantidades de CO2, lo que genera una acidificación de los océanos, que pone en riesgo a la vida marina y ecosistemas únicos como los corales”.

En la misma línea, agregó que los gobiernos deben trabajar en medidas concretas que les permitan abandonar los combustibles fósiles y presentar planes nacionales para mantener la temperatura por debajo de 1,5 °C en los próximos años, según el compromiso hecho en el Acuerdo de París.

“Además, éstos deben acordar en las Naciones Unidas un Tratado Oceánico Global fuerte capaz de proteger al menos el 30% de los océanos del mundo a través de una red de santuarios marinos”, precisó.

De acuerdo a la experta de Greenpeace, como resultado de la pérdida en las capas de hielo de Groenlandia y la Antártida y el calentamiento de los océanos, “el nivel medio global del mar está aumentando a una tasa sin precedentes en el período 2006-2015, y el incremento del nivel del mar desde 1970 se debe principalmente a las emisiones antropogénicas”.

Y añadió que “para el final del siglo, 1,6 ℃ del calentamiento global promedio podría causar que se espere aproximadamente medio metro de aumento del nivel medio del mar. Con un calentamiento medio, de 4,3 ℃, alcanzará aproximadamente 1 metro para 2100 y más de 3,5 metros para 2300. En ese escenario, la importancia de proteger los glaciares es fundamental; en el hielo están atrapadas grandes cantidades de dióxido carbono y si esto se derrite ese carbono se liberará a la atmósfera”.

Para revisar el informe del IPCC, descárguelo haciendo clic aquí.