Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Informe de IPBES advierte que hay un millón de especies amenazadas de extinción

Informe de IPBES advierte que hay un millón de especies amenazadas de extinción

Reporte de plataforma intergubernamental acusa un “declive sin precedentes” en la historia de la humanidad. Documento fue elaborado por expertos de 50 países.



Martes 7 de mayo de 2019.- Un millón de los ocho millones de especies animales y vegetales existentes están amenazadas de extinción y podrían desaparecer en solo décadas si no se toman medidas efectivas, urgentes y decisivas.

Así lo señala el Informe de Evaluación Global realizado por la Plataforma Intergubernamental sobre la Biodiversidad y los Servicios Ecosistémicos (IPBES, por su sigla en inglés), presentado en París.

El reporte es un llamado de atención para que los responsables políticos y las empresas tomen medidas decisivas, enfatizando la urgente necesidad de alcanzar en 2020 un nuevo acuerdo para la naturaleza y las personas.

Con 1.800 páginas, este histórico documento presenta el primer panorama completo del estado de la biodiversidad mundial desde 2005, con evidencia proporcionada por 400 expertos de 50 países.

En sus tres años de elaboración, esta evaluación global del estado de la naturaleza se basó en 15.000 materiales de referencia.

El análisis, que reitera muchos de los hallazgos del Informe Planeta Vivo WWF de 2018, presenta una imagen alarmante de las extinciones de especies, la disminución de la vida silvestre, la pérdida de hábitat y el agotamiento de los servicios de los ecosistemas que son cruciales para nuestro sustento y desarrollo económico.

Entre sus resultados, junto con la abultada cifra de especies amenazadas, resalta que tres cuartas partes del medio ambiente terrestre y alrededor del 66% del medio ambiente marino se han alterado considerablemente, y que más de un tercio de la superficie terrestre del mundo y casi el 75% de los recursos de agua dulce ahora se dedican a la producción agrícola o ganadera.

El informe también ofrece un estudio exhaustivo de la interrelación entre el cambio climático y la pérdida de la naturaleza. Así, establece que entre los principales contribuyentes de las alteraciones en los ecosistemas, el cambio climático generado por los seres humanos se identifica entre los impulsores clave que exacerban el impacto de otros agentes que producen cambios en la naturaleza y el bienestar humano.

Por otro lado, el documento revela que las emisiones de gases de efecto invernadero se han duplicado, elevando las temperaturas globales promedio en al menos 0,7 grados centígrados. Mientras, el promedio global del nivel del mar ha aumentado de 16 a 21 centímetros desde 1900. Todos estos cambios, dicen las conclusiones, han contribuido a los impactos generalizados en muchos aspectos de la biodiversidad, incluyendo la distribución de especies.

Sin precedentes

Según el reporte, se trata de un “declive sin precedentes” en la historia de la humanidad. “Los ecosistemas, las especies, la población salvaje, las variedades locales y las razas de plantas y animales domésticos se están reduciendo, deteriorando o desapareciendo. La esencial e interconectada red de vida en la Tierra se retrae y cada vez está más desgastada”, advirtió Josef Settele, uno de los autores principales del informe.

Y agregó: “Esa pérdida es la consecuencia directa de la actividad humana y constituye una amenaza directa para el bienestar humano en todas las regiones del mundo”.

El estudio afirma que estas tendencias se pueden detener, pero que se requerirá un “cambio transformador” en cada aspecto de cómo los humanos interactúan con la naturaleza.

La Plataforma Intergubernamental sobre la Biodiversidad y los Servicios Ecosistémicos es un órgano intergubernamental independiente, creado en 2012. Su objetivo es fortalecer la interfaz científico-normativa entre la diversidad biológica y los servicios de los ecosistemas para la conservación y utilización sostenible de la diversidad biológica, el bienestar de los seres humanos a largo plazo y el desarrollo sostenible.