Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

Informe de efectos en el procedimiento sancionatorio de la SMA

Julia Cotlar



Julia Cotlar Columnista 155x155
Abogada
Gestión Ambiental Consultores

Ante una formulación de cargos de la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) el regulado puede optar por presentar un Programa de Cumplimiento (PdC) o defenderse mediante descargos. En los PdC, el infractor debe cumplir con tres criterios esenciales que permitirán fundar su aprobación: integridad, eficacia y verificabilidad.

Por lo general, estos criterios se venían cumpliendo mediante la proposición de acciones y metas adecuadas para subsanar sólo dichos incumplimientos. Sin embargo, y desde el pronunciamiento del Segundo Tribunal Ambiental respecto del PdC de Minera Florida, los criterios de integridad y eficacia se han extendido a la consideración de los efectos que los incumplimientos han producido, así como a presentar medidas o acciones tendientes a reducirlos o eliminarlos. De este modo, desde entonces, se incluye como requisito para la presentación de este instrumento la descripción del efecto negativo producido, la forma en que éste se elimina, contiene o reduce y, en su caso, la fundamentación de la imposibilidad de eliminarlo.

A pesar de no contar con una guía que especifique su contenido mínimo, la experiencia en estos procedimientos dan luces de ciertas características y requisitos de estos estudios. En primer lugar, no se trata de una evaluación ambiental ex post, sino de un análisis específico del efecto que produjo una infracción durante el período de incumplimiento. Segundo, lo anterior se analiza considerando el objetivo ambiental de la exigencia incumplida, para determinar si la desviación tuvo la magnitud de provocar (o no) un efecto negativo distinto al evaluado. Tercero, debe considerar elementos ajenos a una evaluación, como el potencial detrimento de la facultad de fiscalización de la SMA dada la omisión de monitoreos o reportes. Y cuarto, si se determina un efecto negativo, es necesario proponer acciones adecuadas para contenerlo, eliminarlo o incluso compensarlo.

Tal como se puede apreciar, su contenido es fundamental para la propuesta del Plan de Acciones y Metas del PdC, por lo que la sinergia entre ambos instrumentos es primordial para otorgar a la SMA los antecedentes jurídicos y técnicos que permitan establecer si un titular vuelve o no al estado de cumplimiento, asegurando que los componentes ambientales presumiblemente afectados retornen a la condición descrita en la propia evaluación ambiental o al estado que la norma de calidad o emisión consideran tolerables.

Columna publicada en InduAmbiente N° 165 (julio-agosto 2020), pág. 39.