Revista de descontaminación industrial, recursos energéticos y sustentabilidad.

 Episodios críticos disminuyen este invierno en Santiago pese a la falta de lluvias

Episodios críticos disminuyen este invierno en Santiago pese a la falta de lluvias

El 45% de los días se constató nivel de calidad de aire "Bueno" y no hubo emergencia ambiental.



Lunes 2 septiembre de 2019.- La Intendenta Metropolitana, Karla Rubilar, hoy dio a conocer las cifras del balance del período de Gestión de Episodios Críticos (GEC) 2019 en la Región Metropolitana, que rige entre el 1 de mayo y el 31 de agosto dada año.

Acompañada de los seremis de Medio Ambiente, Salud, Agricultura y Transportes, la autoridad regional informó que se registró un descenso en las cifras de contaminación durante el período mayo-agosto, en comparación con el mismo período del año anterior.

En ese sentido, precisó que hubo una reducción no solo reflejada en la ocurrencia de episodios críticos de contaminación (alerta, preemergencia y emergencia ambiental), sino también respecto de la cantidad de horas en que la población estuvo expuesta a material particulado fino (MP 2,5), el más dañino para la salud.

En ambos indicadores se constató una baja: en 2019 tuvimos 446 horas de episodios, versus las 503 de 2018, y las 915 horas del año 2015. Esto se traduce en que, comparando las cifras con el año pasado, hubo una caída de un 12,78% en las horas en episodio crítico. Mientras que, en comparación con 2015, esta reducción fue de 105%.

En conclusión, la autoridad metropolitana indicó que la tendencia es a la baja gracias a las medidas estructurales que se han implementado en conjunto con el Plan de Prevención y Descontaminación Atmosférica (PPDA) de Santiago.

Con relación a las alertas ambientales, este año se registraron 24, versus las 33 del año 2018, es decir, marcaron una caída de 27%, mientras que el total de horas de contaminación en Santiago se redujo en un 12%. “Además, es el año que por lejos hemos estado en más días de Calidad del Aire Bueno (45%), es decir, cumpliendo la normativa de calidad del aire; casi el doble del año pasado. A eso se suma que los episodios que se registraron fueron menos intensos”, sostuvo el Seremi del Medio Ambiente RM, Diego Riveaux.

Por su parte, la Intendenta Rubilar afirmó que “tenemos un tercer año consecutivo sin emergencia, lo cual es una muy buena noticia. Con las malas condiciones meteorológicas que tuvimos, podríamos haber tenido una cantidad de episodios mucho mayor, sin embargo, bajaron las alertas ambientales y lo más importante, tuvimos menos horas bajo contaminación”.

Falta de precipitaciones empeora MP10

Respecto del material particulado grueso (MP10), en 2019 se registraron ocho preemergencias y 17 alertas, versus las 13 preemergencias y 13 alertas que hubo el año 2015.

“En el caso del MP10, no ha sido un buen año. Lamentablemente, tenemos 77% déficit hídrico en la Región Metropolitana, y a eso hay que sumarle que en 2019 tuvimos configuraciones meteorológicas que implicaron días reiterados de malas condiciones de ventilación, según lo iba pronosticando la Dirección Meteorológica de Chile cada semana. Pese a estos dos factores adversos, mantuvimos niveles más bajos que el año 2015, que tuvo las mismas condiciones atmosféricas y meteorológicas que este 2019”, expresó el Seremi del Medio Ambiente RM, Diego Riveaux.

Respecto a las bajas precipitaciones registradas durante este año, el meteorólogo del Centro Nacional de Análisis de la Dirección Meteorológica de Chile, Arnaldo Zúñiga, afirmó que si se mantienen las condiciones de déficit hídrico “podríamos llegar a tener el año más seco en la historia de Santiago, lo que evidentemente contribuye al aumento de la contaminación”.

100.000 infracciones

En el sector transporte, las multas por restricción vehicular en la Región Metropolitana que comenzaron a aplicarse desde mayo, superaron -al viernes 23 de agosto- las 100.000 infracciones. En su mayoría, fueron cursadas a través del sistema automatizado de fiscalización.

Por otra parte, durante el período de GEC hubo la declaración de 11 preemergencias, jornadas en las que se sumaba la restricción a los vehículos de carga. En esos episodios se cursaron 23.900 infracciones, 71% de las cuales correspondieron a multas a vehículos de carga con sello verde (camionetas, furgones y camiones) que estaban afectos a restricción vehicular.

Al respecto, el Seremi de Transportes, Eddy Roldán, explicó que “hay mucho conductor que está al debe y hay muchos de ellos que aún no pueden precisar si su vehículo es o no de carga. En muchas ocasiones ocurre que, aunque se trate de vehículos de lujo, si son de carga, infringe la normativa”.

Y agregó: “Este año hubo más sanciones, porque tenemos un sistema de cámaras infalibles y el control a través de este sistema es mucho más eficiente y nos permite optimizar la labor de nuestros fiscalizadores”.

La autoridad, además, señaló que se contabilizaron más de 700 vehículos o placas patente que presentaron más de cinco infracciones durante el período y que hubo vehículos que llegaron a presentar hasta 26 infracciones.